Loading...
Menu
Invictus Productions

Invictus Productions

Por Niklas Göransson
Traducido por Ulises Lombana

Una conversación a profundidad con el manager de Invictus Productions y líder de Vircolac Darragh O’Laoghaire, en la que exploraremos las inclinaciones pragmáticas del punto de vista Irlandés y delibrar si la historia del black metal yace en cimientos falsos.

– Aceptamos entre la banda hacer un álbum después del demo, – dice el vocalista Darragh O’Laoghaire. – y apenas eso salió del camino, nuestro enfoque fue el EP. A través del 2015 escribimos dos canciones, .”The Cursed Travails Of The Demeter”. y “Charonic Journey (Stygian Revelation).”.

El arte conceptual perfilando el lanzamiento en cuestión hace homenaje al titán de la historia literaria Irlandesa – Bram Stoker.

– Su novela y el cinema que engendró han tomado roles importantes en mi vida, desde el 1992 cuando era un adolescente y la película Bram Stoker’s Dracula de Francis Ford Coppola salió.

Un hecho poco conocido es que el personaje de Dracula fue de hecho profundamente influenciado por la mitología Celta.

Stoker logró capturar los aspectos más oscuros del folclor Irlandés y moldearlos en su novela usando representaciones enteramente diferentes a través de vampiros y así es, Transilvania. Diría que esto afectó la presentación de nuestro EP por más de un poco.

El objetivo era tener una representación muy Irlandesa sin que fuese estéticamente evidente.

– Creo que con esto en cuenta, hemos logrado nuestra meta. Y también; somos una banda de death metal y las imágenes son exactamente eso – Muerte. Eso es lo que intentamos evocar en nuestra música y el arte acompañante.

El enfoque en la tradición doméstica y legendaria es bastante típica para el metal Irlandés, una escena que históricamente se ha visto inafectada por las varias modas teológicas que ocasionalmente rasgan a Europa.

– Principalmente, creo que se reduce a nuestra naturaleza y a cómo se manifiesta cultural y uniformemente. Es imposible transmitirlo a alguien que no entienda bien la vida Irlandesa pero habría sido inconcebible que una banda como EMPEROR hubiese emergido de aquí.

Una pandilla de hoscos satanistas cubiertos en cuero merodeando por una aldea viéndose fríos y malos habría sido un escenario poco probable en la Irlanda rural.

– Los buscapleitos del pueblo habrían visto este comportamiento como algo a lo que responder físicamente. Mantener la cabeza abajo cuando te involucrabas en cosas culturalmente anómalas era casi una regla no escrita.

Mientras que cada pueblo y aldea Irlandesa a fines de los ochentas tenía metaleros con chalecos llenos de parches, mullets y botas altas, esto era visto como una expresión mayor de identidad juvenil. No había ninguna rebelión espiritual.

– Cuando las cosas se hicieron más serias con la popularización del black metal a través de Europa, intentos de replicar lo que pasaba en Noruega habrían resultado en un rápido castigo por la población local antes de que la policía siquiera se acercara.

Esto, él dice, es uno de los mejores aspectos de su isla hogar.

– No tenemos nada de ese metal inventado pseudo-religioso emanando aquí. Fundamentalmente, el psique Irlandés no sólo se presta a la hipérbole de ortodoxismos culturales religiosos. Simplemente no se traduce del todo, en ninguna forma.

Mientras que el Diablo como el acusador adversario puede resonar como un arquetipo, la devoción sumisa a él o sus acólitos no es algo que resuene con el alma folclórica Irlandesa.

– Veo los sitios megalíticos que tenemos aquí – de miles de años de antigüedad y por tanto predatando cualquier idea que la Era Común haya engendrado, y es imposible no ver la vastedad del universo y el tiempo. Entender nuestro lugar en este antiguo mundo a través del prisma de un fenómeno reciente parece un poco obtuso, en mi punto de vista. Hay mucho más.

Para un país en que el aborto aún es ilegal y en el que la anticoncepción fue prohibida hasta el 1980, la mano de hierro de la iglesia ha cedido significativamente en tiempos modernos.

– Pero de lo que la gente no se da cuenta, es que la misma magia que floreció e hizo a Irlanda un lugar tan único y fascinante prácticamente se extinguió con el sistema escolar católico a lo largo del siglo 20.

Especialmente en las áreas rurales, los niños eran castigados tanto física como mentalmente en total subyugación reverencial por el clero.

– Esto habría sido una estratificación más allá de la comprensión, fui testigo de ello en muchos niños mientras crecía. Viniendo de un trasfondo profundamente conservador, incluso si tuvieran imaginación habría sido rápidamente rechazada por sus padres. Aunque tuve mis altercados con los míos cuando era adolescente, ciertamente eran más liberales que los otros padres.

La relativa secularización de Irlanda coincidió con el fin de The Troubles una guerra de guerrilla de bajo nivel que duró desde fines de los 1960’s hasta el acuerdo “Good Friday” de Belfast en 1998.

– Esto sin duda indicaría que la importancia que la población le da a las escrituras crece en tiempos de turbulencia y convulsión. Me recuerda a la magnífica cita de GK Chesterton:

Cuando los hombres deciden no creer en dios, no proceden a no creer en nada, sino se hacen capaces de creer en cualquier cosa.

– Vimos eso aquí otra vez la última década, con la recesión Irlandesa. Una pronunciada recesión económica, una que resulta en la miserabilidad de la gente, usualmente seguida por la fe y todas sus connotaciones retroalimentándose de vuelta al psique.

La pérdida de las posesiones materiales también revoca el acceso a las indulgencias, lo que nos deja en un agujero perenne de existencia en nuestras vidas.

– Y como consecuencia de ello, la gente se siente atraída a la fe y a los cultos, esperando ganar algún tipo de entendimiento de la vida y el universo. Aunque cosméticamente esto pueda parecer algo bueno, la pura naturaleza del humano es estar en control.

12314715_844811325632433_6938439164161793079_o[1]
Vircolac – Darragh, Jamie (guitarrista) , Brendan (guitarrista), Purcell (baterista), Karen (bajista).

 

¿Ves que algo de esto se infiltre en el metal?

– Mucho de lo que considero aspectos pseudo espiritualmente conscientes en el underground contemporáneo es una extensión de este fenómeno. Veo estas bandas Europeas de países con historia jodidamente genial, culturas y con mucho de lo que escribir. Pero todas ellas, se den cuenta o no, se van por la universalidad de teorías, conceptos y filosofías adoquinadas una junto a otra.

Esto es sintomático del deseo de querer encajar, él dice, opuesto a ser diferente.

– La búsqueda por el entendimiento y por respuestas siempre ha estado presente, pero este hocus-pocus Oriental, incienso-e-idiotez que es prevalente en la actualidad es indicativo de un sentido de uniformidad.

Hablando de lo cual, la última vez que escuchamos de Darragh en este sitio fue en conexión al reto meditativo con Ajna Offensive. Él anunció su intención de continuarlo, así que naturalmente los lectores demandarán una actualización sobre cómo salió todo.

– Abismal, – suspira – mis intentos han sido casi imposibles a causa de distracciones y conflictos de horario. Encontrar el tiempo para dedicarme propiamente a ello es un lujo que no me puedo permitir por el momento, pero es algo que intentaré más cuando el tiempo me lo permita.

A medida que envejece, él continúa, los asuntos del consciente ciertamente le interesan más que nunca.

– Todas estas nuevas preguntas presentándose en conjunto a descubrimientos tanto científicos como arqueológicos.

¿Así que nada de esta ira del hombre contemporáneo envejeciendo o sentimientos de que no quede magia en el mundo?

– No, no se siente así. Recientemente me encontré completamente re-envigorado por la apertura de nuevos caminos – conceptos e ideas para encontrar esa pequeña chispa de maravilla en nuestra existencia. Aún hay misticismo si sabes dónde buscar; es sólo que perdimos la vista.

Hace cinco años, Darragh viajó por tierra alrededor del sur-oeste de la costa de Irlanda. Por el camino, re-visitó lugares donde sus padres lo llevaron de niño.

– Observar sobre el Oceano Atlántico me llenó con tanta admiración y asombro; literalmente se siente como si estuvieras en el fin del mundo.

Lo que yace al fin de la vasteza acuática son los Estados Unidos de América, una costa de la que zarparon un estimado de 1,5 millones de Irlandeses – principalmente durante La Gran Hambruna entre 1845 y 1852. Aparte de eso, el área está llena de tumbas prehistóricas, fuertes de la edad del hierro, castillos medievales y demás.

– Re-visité la zona este año y la encontré aún más impresionante. Un sentido re-encendido de anhelo por viajar me ha llevado alrededor del país a encontrarme con todo tipo de ruinas y estructuras antiguas, que a su vez contribuyó en mi búsqueda por nuevos caminos de exploración.

Habiendo crecido en lo rural rodeado por cosas de esta naturaleza, Darragh dice que vivir en la ciudad tiende a aislar los sentidos a distintos grados cuando se trata de estar conectado con la tierra. Creció en Mitchelstown – pueblo con una población de 3,300 al sur de Irlanda, a día de hoy mejor conocido como un centro de producción de quesos.

– No era precisamente lo que llamarías un refugio cosmopolita de intercambio cultural creciente, dada su localización. Es un pequeño pueblo agricultural en County Cork que en la época era una ruta entre Dublín y las ciudades Cork.

“En la época”, ¿ya no lo es?

– No, fue desviado y ahora el camino principal es una zanja. En cuanto a mí, tengo la historia usual – un metalero mayor me introdujo a toda esta cosa. Luego estuvo la tienda eléctrica en el pueblo que vendía algunos vinilos y cassettes.

Entre la selección uno podía encontrar los lanzamientos actuales de disqueras como Earache Records roster, Noise Records, y bandas como SLAYER, METALLICA y MEGADETH.

– Una vez comencé a comprar revistas como Metal Forces y Metal Hammer el manager de la tienda logró conseguirme cosas más pesadas. Había tipos de mi edad en el pueblo que a distintos grados les gustaba lo mismo que a mí, pero se hizo prontamente aparente que mi interés yacía en el mundo expansivo del intercambio de cintas en el underground.

En 1991, a sus 15 años de edad, Darragh envió un anuncio a Thrash ‘n Burn magazine y empezó a intercambiar cintas con quienes compartían su pasión en toda Irlanda. Uno de ellos fue Jamie Grimes, quien ahora es guitarrista en VIRCOLAC.

– Otro fue Paul Kearns de SOLSTICE, quien ahora trabaja conmigo en Invictus. La ruta del intercambio de cintas fue lo que abrió todo para mí. Me conectó con montones de gente, y era un verdadero canal de noticias con los millones de volantes y recomendaciones de revistas.

Vircolac en vivo

 

En 1997 a sus 21 años, Darragh viajó los 200 kilómetros desde su pueblo natal a la capital nacional; Dublín.

– Cork, que era la ciudad local para mí, murió totalmente en cuando a metal a mediados de los noventas. La cultura pill-head se apoderó de todo en 1994 y todos pasaron de hacer headbanging a bailar como si estuvieran teniendo espasmos.

La transición no fue algo exclusivamente malo.

– Irlanda era bastante dura y caótica en los ochentas y noventas, así que la violencia intra-grupo era algo normal aquí. Cuando la locura por las píldoras llegó, la mayoría de los metaleros socialmente ineptos gravitaron más hacia ser escombros farfullantes vestidos en trajes deportivos.

Dublín aún tenía bandas emergentes, había conciertos y un par de bares de rock junto a una base de fans más sólida. Tenía sentido “seguir al ruido”, como Darragh lo describe. Pese a tener acceso regular al metal, la relocalización no fue exclusivamente positiva.

– Donde vivía inicialmente era un puto antro, repleto de adictos, ex-convictos y demás detritos sociales surtidos. Me robaron e irrumpieron en mi casa, así que mudarme a Dublín fue una bofetada masiva en los oídos. Viniendo de la Irlanda rural, era bastante ingenuo sobre el mundo real.

Si es que sé bien mi historia de metal, la aerolínea de bajo costo Irlandesa, RyanAir, abrió las puertas de Europa a los metaleros del país.

– Cambió todo, y en la puta mejor manera posible. La primera vez que los usé fue en 1997 para ir al Dynamo Open Air en Holanda – me costó como 20 libras.

Para ponerlo en perspectiva, él menciona haber viajado a Londres en Febrero de 1996 para ver a AT THE GATES y DISSECTION en un vuelo que costó 140 libras.

– Poder ir a conciertos, conocer gente con la que estábamos en contacto y que hubiera bandas que venían hasta aquí fue algo que rompió muchas barreras. Vivir en una isla periférica a Europa, en la sombra de Inglaterra y claro, de América – te da claustrofobia y tienes que salir.

Darragh dice que una de las mejores cosas que la escena del metal underground le brindó fue una plataforma con la que compartir con otros; discusiones sobre temas que la sociedad común e incluso otras culturas alternativas verían mal.

– Las horas interminables de debatir, gritar, pelear – pero siempre aprendiendo, este es simplemente el mejor aspecto de haberme metido a esto por toda mi vida. Es una experiencia en constante movimiento y reformación.

En cuanto al metal como un estilo de vida, él agrega, esto es esencialmente a lo que se reduce – la experiencia de ideas colisionando.

– Veo que la llegada de las redes sociales será el fin de esto, tristemente. ¿Hay algo más patético que un tipo de más de 40 años constantemente decretando qué es metal y que no en Facebook, en una campaña de un hombre para afirmar su control de calidad sobre todo? Eso sin mencionar toda la histeria e ignorancia vendida como información en un intento deliberado de censurar y castrar a la gente; el clima de lo absurdo.

¿Cómo predices este desarrollo?

– Más censura, más cazas de brujas, más separaciones y atomización. La narrativa ideológicamente conducida de hoy en día y la incapacidad de la gente para cuestionar significa que ahora están tachando aspectos de bandas que siempre amaron como excesivos.

Estos individuos hacen mucho ruido, dice él, sobre causas que saben que están de moda en las redes sociales. Todo con tal de indulgir en su justa indignación.

– Esta gente se apagará eventualmente, su auto-desprecio y odio los consumirá y los romperá. Es inevitable. Tener tanta rabia y amargura contigo es inherentemente insalubre.

DCP May 03 Koblenz
2003 – Darragh con el líder Gospel of the Horns Mark Howitzer.

 

En una conversación reciente , Darragh mencionó haber leído mi artículo de No Fashion Records sintió interés en los comentarios del miembro de MORBID Dr. Schitz’s sobre Dead y Euronymous de MAYHEM.

– Constantemente los civiles me preguntan sobre todo el aspecto Noruego del black metal, lo que me llevó a preguntarme cosas yo mismo.

Luego de haber perdido seres queridos por el suicidio, se empezó a cuestionar toda la historia de Dead.

– Siempre terminaba pensando que en realidad Euronymous era un poco un hijo de puta y que quizás mereció terminar como un cojín de agujas por sus acciones y comportamiento. Glorificar la desesperación y subsecuente suicidio de un joven por ser “black metal” es tan remediador como pensar que BURZUM está prohibido pero que WU TANG CLAN es genial.

¿Esto afectó la historia del black metal?

– Lo juvenil detrás de lo que pasó en la escena Noruega finalmente se trató en esa entrevista e hizo resonar mi sentido común desde adentro.

Esto, él dice, demuestra que el fenómeno del black metal Noruego entero básicamente nace de los celos de Euronymous por las bandas Suecas de death metal que se estaban haciendo populares. Estaban haciendo tours y lanzando álbums mientras que MAYHEM estaban atrapados en una casa fuera de Oslo soñando despiertos.

– Bastante jodidamente patético, la verdad. El suicidio de Dead ha sido mitologizado a través de los años y las fotos de su cadáver están en todos lados. Aunque colgaba el álbum en mi pared cuando era joven, en la actualidad pienso que la explotación de un joven que se suicidó por desesperación es repugnante.

Darragh agrega que pese a esto; la música, las emociones y la atmósfera inherentes en los álbums clásicos de la época jamás lo dejarán.

– Incluso si sus personajes son unos payasos en la actualidad. Pero en ideologías de demolición filosófica y conceptos, empezar con algo tan simple como la mitología del black metal es un buen lugar.

invictus_HQ
El cuartel principal de Invictus Productions

 

Ya que estamos bien podríamos hablar de Invictus Productions también. La disquera y distribuidora de Darragh’s es hogar para bandas tales como NEGATIVE PLANE, GOSPEL OF THE HORNS, MALTHUSIAN, VOMITOR y QRIXKUOR.

– A fines de los noventas todo lo que había hecho fue intercambiar cintas, organizar un concierto y producir dos revistas – Ancient Wisdom y Dlúth Cheangal Fuil (que significa “unido por sangre” en Irlandés). Quería expandir mi interés y rol en el underground, pero no estaba seguro de qué implicaría eso.

La escena en Dublín entre el 1997 y el 2000 era el epítome del underground.

– Un montón de bandas tocando en salas de conciertos muy pequeñas para audiencias igualmente patéticas, todos intentando buscar una identidad pero ninguno teniendo nada que decir ni creativa ni estéticamente.

Habiéndole escrito a gente, intercambiando cintas y ordenando revistas desde el extranjero; su interés siempre se extendió más allá del as costas de Irlanda así que pensó en empezar una disquera.

– ¿Qué tan difícil puede ser, no? l génesis de todo fue a comienzos de 1998 cuando por azares del destino conocí a dos Australianos. Steve Hughes de SLAUGHTER LORD y Simon Turner – quien en ese entonces estaba a bordo para unirse a DESTRÖYER 666, llegaron a Dublín separados buscando aventura y nos conocimos todos.

Estos encuentros del destino fueron lo que eventualmente engendró a Invictus. El primer lanzamiento de la disquera fue un álbum compilatorio de la antigua banda del ahora-comediante Steve Hughes SLAUGHTER LORD; “Thrash ‘Til Death 86-87”. Al momento de este artículo, eso fue 18 años y 96 lanzamientos atrás, y el distro y disquera se han expandido significativamente.

– Creo que el crecimiento se reduce a la persistencia y obstinación. He pasado mucho tiempo trabajando directamente con gente y bandas, opuesto a ser una dirección anónima de email escondiéndome detrás de términos como “Ave”, “Frater”, “In Nomine Sathanas” y demás.

En lugar de simplemente vivir de la música activamente ha ido a conciertos y festivales en el extranjero, y aún lo hace. Siendo un rostro conocido y alguien disponible para conversaciones en persona, él cree, que es algo que ha ayudado a la disquera considerablemente. En cuanto a dónde va todo…

– No tengo un “mapa” en el sentido que los logros por los que atino son enteramente artísticos y personales – no comerciales. Esto podría parecer pretencioso o incluso poco ambicioso, pero ambas serían asunciones incorrectas.

Darragh añade que cuando todo comenzó hace casi dos décadas, nunca imaginó que Invictus llegaría al lugar donde está ahora.

– Lo único que siempre ha sido consistente es mi interés en la música que estoy lanzando en determinados momentos. Aunque hay cosas que en retrospectiva no fueron las mejores opciones, creo que reflejan dónde estaba mi cabeza y mi corazón en ese entonces.

zines

 

¿Alguno de tus lanzamientos provocó alguna respuesta fuerte?

– Sí, el más obvio sería “The Formulas of Death” (2013), el segundo álbum de TRIBULATION. Las reacciones fueron tanto positivas como negativas. Me entretuvo a más no poder, ver a la gente que antes hicieron todo lo que estuvo a su alcance para llamar mi atención para que le hiciera un contrato a sus bandas de war metal de garaje de repente empezaron a ridiculizar a la disquera.

Por otro lado, luego hubo “buitres de redes sociales” intentando hacerse sus amigos a causa de esto.

– Una hilarante parvada de personas volubles en busca de un lugar en el que pertenecer. Aprendí a través de esa experiencia que mis elecciones de música para la disquera son percibidas e interpretadas vastamente diferentemente por los demás.

El nombre de la disquera no fue una elección al azar, sino que fue seleccionada con una filosofía formulada tras de él.

– Aprendí temprano que la vida es un puño cerrado, escondido pero siempre listo para entregar un golpe inesperado. Tienes que aprender a hacerte camino por la vida levantándote tras caerte de culo, y seguir. La palabra “invictus” fue algo ORDER FROM CHAOS – una de mis bandas favoritas de siempre, usada brillantemente.

Luego, en 1998 VIRGIN STEELE lanzó un álbum llamado “Invictus”; un nombre con simbolismos y connotaciones que resonaron fuertemente con él en la época.

– Está relacionado al héroe mitológico Celta, Cú Chullain – quien en su última batalla estaba atado a una roca, aún con escudo y espada en mano para defender su territorio. Esta idea de auto-sacrificio, determinación, voluntad y vehemencia fue algo que siempre encontré atractivo en un mundo de lealtades volubles y auto gratificación narcisista.

Aunque concede que quizás no ha vivido por estos estándares en cada aspecto de toda su vida, erige un estándar que es altamente aspiracional.

– Ahora puedo ver los errores que he cometido en mi vida. No se aprende nada si no fallas en nada, así que ha tenido una función ideológica importante para mí personalmente. Tanto en nombre como un concepto, Invictus es algo que creé por mi cuenta y si usaremos una metáfora, es un templo que construí y que adoro en soledad.