Loading...
Menu
Ryan Förster (Death Worship, Conqueror, Blasphemy)

Ryan Förster (Death Worship, Conqueror, Blasphemy)

Por Niklas Göransson
Traducido por Ulises Lombana

Una conversación personal con el franco bastión del underground Ryan Förster. Aprendemos sobre los secretos del cementerio Ross Bay, de la historia de los peregrinos del war metal Conqueror y de su iniciación en la orgullosa tradición Canadiense de los black metal skinheads.

Crédito de fotografía: StarSpawn

 

“Extermination Mass” es mi visión del black metal, – dice Ryan Förster – el epítome de todo el entendimiento que reuní desde que empecé en este camino cuando era un hombre joven. DEATH WORSHIP es mi última manifestación en la liga de bandas afiliadas al eterno Ross Bay Cult.

Más sobre la locura de las tumbas después. El nuevo EP de DEATH WORSHIP “Extermination Mass”, es la culminación de un arduo proceso de tres años.

– Hubo varios retrasos desde ensayos hasta la grabación. Primero que nada, fui devorado por la trampa puesta por la civilización Occidental – forzado a priorizar la comida en la mesa y a pagar las facturas sobre la vida privada. El “balance de la vida de trabajo” se ha hecho mucho más difícil de mantener en esta generación, como todos sabemos. Es como si nos forzaran en creciente a sacrificar nuestro supuesto “tiempo libre” para mantener un estilo de vida cómodo.

Se podría decir que la contribución más importante de Förster en el metal extremo es la monstruosidad pionera del war metal CONQUEROR. El único otro miembro de la banda era el demonio baterista James Read – ahora conocido por REVENGE, y viendo que también es parte de este nuevo proyecto hace falta la pregunta de por qué hacía falta un nuevo nombre en primer lugar.

CONQUEROR éramos James y yo uniendo nuestras mentes juntas, trabajando en todos los conceptos y la música hombro a hombro. Así que pese a la presencia de ambos miembros, DEATH WORSHIP no está construida de la misma forma; esta es mi visión. El mensaje sigue siendo el mismo – nada ha cambiado en ese sentido, pero prefiero volver a empezar con un lienzo en blanco. Para mí todo es sobre el presente; no el pasado y no el futuro.

¿Cómo ves en retrospectiva el legado de CONQUEROR a día de hoy?

– Es fantástico ver bandas que influenciamos hacer su propia marca con nuevas ideas y conceptos – ellos entendieron. También es infinitamente desagradable ver a aquellos que sólo cagan grabaciones amateur e improvisadas con blastbeats, guitarras ruidosas y cabras con máscaras de gas en las portadas. Estas personas no entendieron nada.

Como aprenderemos pronto, no hubo nada hecho a medias en CONQUEROR. Debe haber una voluntad de hierro descansando en el ojo del huracán, una vorágine anclada en intención.

– Pura devoción, nunca antes había estado tan enfocado en un proyecto. James y yo lo empezamos en 1996 tras la separación de nuestras dos bandas, DOMINI INFERI y CREMATION. Ya éramos amigos cercanos así que decidimos trabajar juntos tras haber discutido nuestras visiones de cómo debería ser una banda.

Ambos hombres vivían en una pequeña ciudad llamada Victoria, a dos horas de Vancouver. No había una escena de metal y en general había muy pocas distracciones.

– Era increíble poder concentrarnos en la banda todo el tiempo. Podíamos estar sentados en nuestro apartamento tarde en la noche intercambiando ideas, luego ir directo a nuestro sitio de ensayos a las 2 am a traerlas a la carne. O iría a trabajar y pensaría en un concepto para las letras y cuando volvía a casa lo discutíamos y lo construíamos desde ahí.

Todo esto tomó lugar aislados de cualquier escena o influencias externas. Siendo mediados de los noventas, también era una época pre-internet.

– A través del aislamiento y de visión túnel, al juntar nuestras mentes y escribir música con cada detalle bien pensado, forjamos nuestro sonido distintivo.

Una vez los conceptos abstractos tomaron forma, el duo empezó a dar vida a su creación al ensayar tanto como era humanamente posible.

– Así es como se nos ocurrieron todas esas ideas, como esos pick-slides locos y arreglos de canciones en espiral. Nuestro enfoque era crear la música más caótica posible mientras que, al menos a duras penas, siguiera encajando en los modelos establecidos del metal.

Después en el mismo año, CONQUEROR lanzó su primer demo; “Anti-Christ Superiority”.

– El empaque fue completado por un buen diseño fotocopiado, como se hacía en ese entonces. Recuerdo haber ido a un concierto de CANNIBAL CORPSE en Vancouver poco después que el demo salió, armado con unas diez copias y esperando a encontrarme con los chicos de BLASPHEMY allá.

Los legendarios black metal skinheads Canadienses habían sido la principal influencia musical para Ryan desde que escuchó su debut de 1990, “Fallen Angel Of Doom…”.

CONQUEROR esencialmente era una continuación de los conceptos de los que fueron pioneros en ese álbum, y estaba determinado a dejar que escucharan los frutos de su legado. En fin – fui al concierto, entré y no podía creer lo que veían mis ojos – no sólo estaba BLASPHEMY ahí, sino que tenían su propia sección del club con una vista clara del escenario.

Nadie pareció atreverse a acercarse a su mesa. Aún así, Ryan tenía una misión.

– Me les acerqué y les di copias del demo, se veían muy poco interesados pero guardaron las cintas en sus chaquetas, así que sólo esperé que las escucharan. Unos diez días después, James y yo estábamos revisando nuestro casillero en la oficina postal y… Maldita sea – ¡había una carta del jodido Black Winds!

Nocturnal Grave Desecrator And Black Winds es el inmenso orador de BLASPHEMY, él también hace vocales de invitado y los efectos en DEATH WORSHIP. En su carta, alabó el demo y expresó emoción ante el prospecto de tener una banda así en el área de Vancouver.

– La escena local estaba prácticamente muerta en ese entonces. Su número de teléfono estaba incluido en la carta, así que lo llamé a agradecerle por sus palabras; empezamos a hablar y seguimos en contacto. Fui a Vancouver con James un par de veces después de eso, visitamos a los chicos y nos hicimos amigos.

Cuando fue concebida, CONQUEROR inicialmente tenía la intención de ensamblar una alineación completa capaz de hacer conciertos.

– Pero pronto James y yo descubrimos que no había gente calificada para ser miembros en nuestra área. Nunca tuvimos ofertas de traer la música al escenario, así que la banda estaba muerta desde antes que el álbum fuera lanzado.

Crédito de fotografía: Nukklear Superion

 

La historia del álbum debut “War. Cult. Supremacy” es una tragedia de magnitudes Shakespearianas. Habiendo grabado en Diciembre de 1996, estaba programado para ser lanzado dos meses después.

– Hicimos un contrato con Evil Omen Records, una división de Osmose Productions en Francia. Transfirieron el dinero de estudio, grabamos el álbum y luego les enviamos el master y el diseño – todo lo que faltaba era imprimirlo y venderlo. Desafortunadamente, Evil Omen cayeron en bancarrota antes que esto pasara.

Para el horror del dúo, la disquera cerró y “War. Cult. Supremacy.” quedó en el aire. No había nada que pudieran hacer pues la ahora-cerrada disquera tenía los derechos del álbum.

CONQUEROR estaba en un limbo; todos nuestros planes giraban alrededor del lanzamiento de ese álbum así que cuando no pasó, tuvimos que ir a otras direcciones. No teníamos dinero para comprar de vuelta el álbum y lanzarlo nosotros mismos, así que en 1998 grabamos el demo “Annihilate”. Sólo era una selección de canciones del álbum sin lanzar, con el único propósito de mantener vivo el nombre de la banda.

¿Siguieron escribiendo material nuevo en este tiempo?

– Teníamos cuatro canciones completas en la época en la que James y yo nos fuimos por caminos separados. Una de ellas fue usada en el EP de REVENGE de 2002; “Superion Revenge”, pero esa versión es algo diferente a la original. El resto del material jamás ha asido usado para nada. “Extermination Mass” fue compuesto después de que supe que James estaría en la batería, no usé ninguna canción ni riffs de CONQUEROR.

En 1999, más de dos años después del lanzamiento original de “War. Cult. Supremacy”, la ahora-inexistente disquera Full Moon Productions expresó tener interés.

BLACK WITCHERY tenían un contrato con FMP, e Impurath (bajista, vocalista) le habló al manager sobre nuestro álbum, y de como era extremo y salvaje – todo grabado y listo para ser puesto en el mercado.

Al propietario de la disquera le gustó lo que escuchó y procedió a obtener los derechos de Evil Omen Records.

– Fue genial que el álbum por fin fuera a ser lanzado, pero este personaje de Full Moon era un completo bufón al respecto. Primero que nada, lanzó la versión CD en su disquera – pero era demasiado flojo para siquiera cambiar el diseño así que el logo de Evil Omen sigue ahí. Luego licenció la versión en vinilo a dos disqueras diferentes en Europa en la misma época.

¿Él hizo qué?

– ¡Sí! Ninguna de las dos disqueras sabía que alguien más iba a imprimir el álbum, así que de repente habían dos versiones del mismo álbum lanzadas en la misma época. El álbum en Merciless Records vendió bien, gracias al vasto canal del sueño.

La otra disquera, Death To Mankind de España no tuvo tanta suerte. Las ventas no fueron como se esperaba, pues tenían que competir contra un competidor establecido y con contactos y esto no fue parte de los cálculos de presupuesto.

– Y encima de todo, FMP se rehusó a darnos copias del álbum; él nos dijo que había comprado los derechos y que no le debía nada a la banda. Eso era un nuevo bajo para una disquera underground. En fin, después de unas amenazas terminamos consiguiendo unas 50 copias del CD.

Hoy en día, la disquera Americana Nuclear War Now! Productions tiene los derechos del álbum, y les da todo el control del diseño y todo lo demás relacionado a la banda.

Crédito de fotografía: StarSpawn

 

Antes de que el debacle del debut con FMP empezó, CONQUEROR ya habían cesado operaciones.

– Decidimos que habíamos tenido suficiente de la vieja Victoria y que era tiempo de irnos. James terminó en Edmonton y yo en Vancouver. No quedamos mal ni nada – sólo que decidimos que era hora de irnos a una nueva ciudad pero no pudimos coincidir en una.

Para sorpresa de nadie, ni Förster ni Read son personas que se comprometen, así que la única opción fue separarse. Poco después de mudarse a Vancouver, Ryan se vio envuelto por mala compañía – no sólo socializar con los chicos de BLASPHEMY sino también ser reclutado como guitarrista rítmico.

– He pasado por mucho con esos tipos, siempre violencia y caos y demás locuras… Pero a menos que me pregunten por una situación específica no sabría donde empezar.

Dejaremos las anécdotas para otro día y nos enfocaremos en las hazañas de Ryan. En 2009 y en su primer concierto en ocho años, BLASPHEMY lideraron el festival Canadiense Messe Des Morts. El nombre puede sonar familiar, pues la edición de 2016 fue forzada a ser cancelada dada la inclusión de la banda Polaca GRAVELAND.

– El promotor del festival es un gran fanático del black metal y como la mayoría de gente interesada en el género, se topó con GRAVELAND y le gustó la música. Lo que intento decir es, este tipo es un metalero por encima de todo.

La única agenda que este caballero tiene, dice Ryan, es una de entusiasmo por la música.

– Sin política de ningún tipo. Así que cuando estos imbéciles vagabundos hippies vinieron a cancelar su festival, pensando que triunfaron por su causa… En la realidad, están saboteando los cimientos en los que nuestra civilización está construida. Hubo gente que murió por libertades que hoy consideramos básicas, como el derecho de libertad de expresión que permite incluso a los elementos más inútiles de la sociedad a venir a cagarse en dichos derechos.

¿Cómo manejó la prensa de metal Canadiense todo esto?

– No suelo seguirla pues rara vez hablan sobre bandas que me gusten, y cuando lo hacen están pésimamente informados. Aún así, no imagino que lo hayan reportado significativamente; supongo que es más fácil ignorar los problemas pesados en favor de seguir con los temas divertidos que usualmente se encuentran en esas cosas.

Después de la entrevista, Ryan me envió un mensaje diciendo que revisó varios sitios de metal Canadienses y que no encontró mención de esta historia. Él no está muy feliz por los recientes desarrollos de la escena, en los cuales el metal extremo se está viendo más y más polarizado a causa de intereses políticos.

– Va más allá de mí por qué estos debiluchos e infiltradores que necesitan letras e imágenes seguras siquiera escuchan black metal. Nunca fue para ellos, pero aquí están.

Como muchos más, él expresa un sentido de nostalgia por el underground de comienzos de los noventas. Como ejemplo, menciona su experiencia con Øystein ‘Euronymous’ Aarset, el guitarrista de la banda Noruega de black metal MAYHEM.

– Contacté a Euronymous por la fuerza que encontré en las dos canciones en la compilación “Projections Of A Stained Mind”. Conseguí el CD y descubrí bandas increíbles como GROTESQUE y MACRODEX, las cuales no me eran familiares.

Las canciones de MAYHEM “Freezing Moon” y “Carnage” resaltaban, así que Ryan envió una carta a la dirección impresa en el CD y recibió una rápida respuesta. Euronymous le contó que estaban planeando grabar un álbum pronto pero que el vocalista Dead se había suicidado así que habría un retraso.

– Me introdujo a su disquera Deathlike Silence Productions y me señaló a bandas que me podrían gustar ya que me gustaba MAYHEM.

¿Recuerdas cuáles?

ABRUPTUM, específicamente. ¡Compré el demo “The Satanist Tunes” y fue algo místico! Fue la primera vez que escuché una banda que hacía mi espina temblar desde SODOM. Euronymous me ayudó bastante y siempre fue genial conmigo – incluso me envió CDs y camisetas antes de que las pagara y me decía que le podía devolver el dinero cuando pudiera. Nadie más haría algo así.

En tiempos recientes, con películas de Hollywood asomándose por el horizonte, ha habido bastante discusión sobre el legado de Euronymous.

– Según sé, él tenía una idea establecida sobre Satán y el mal. Hacer cosas como tomarle fotos a la cabeza destrozada de su amigo e intentaron que otros siguieran su camino de quemar iglesias, etc – todo debe haber tenido sentido en su cabeza.

Black Winds, Ryan Förster. Photo: StarSpawn

 

El venerado término “black metal skinheads” fue engendrado por BLASPHEMY, especialmente por el previamente mencionado Nocturnal Grave Desecrator And Black Winds.

– Encapsula todo lo que es tan fantástico sobre BLASPHEMY, como por ejemplo que incluso a fines de los ochentas esta música no era para cualquiera. Sólo hacían música para gente como ellos – o sea, ¿quién se atrevería a llevar una capucha con “BLACK METAL SKINHEADS” en letras gigantes en la espalda? Esto era extremo en ese entonces, y a día de hoy ese eslogan hace levantar muchas cejas.

Ryan agrega que este fue un método conveniente de disminuir el rebaño; imprimir mercancía que sólo fans con absoluta fortitud testicular podrían llevar.

– Nos adherimos a este concepto casi religiosamente en nuestros círculos – orgullosamente saliendo en público con nuestras cabezas rapadas y con el eslogan por lo alto.

Cuando Ryan se acercó a los miembros de la banda en 1996 tenía el peplo largo – pero tras reunirse con ellos y subsecuentemente conocer a Black Winds, decidió contribuir en mantener via la tradición Canadiense.

– Compré una afeitaora y llevé un estéreo portátil al cementerio de Ross Bay, luego puse “Fallen Angel Of Doom…” mientras me quitaba de encima años de pelo. Luego lo dejé ahí, así que mi ofrenda siempre será parte del sepulcro de Ross Bay.

Cualquiera que sea familiar con BLASPHEMY reconocerá el nombre del notorio cementerio.

– Cuando los descubrí, noté que en la letra de la canción “Ritual” mencionaban a la tal Ross Bay. Descubrí que era un cementerio en la ciudad de Victoria, donde habían habido muchos reportes de actividad satánica a través de los años.

Mucho de esto vino del libro publicado en 1980, Michelle Remembers. Fue co-escrito por un psiquiatra Canadiense y su anterior paciente, luego esposa, y trata sobre una niña que supuestamente fue abusada durante ritos diabólicos en el cementerio Ross Bay. Aunque la mayoría de hechos del libro parecen haber sido desmentidos, tuvo un impacto masivo en ese entonces; convirtiéndose en tanto un best seller como una piedra angular en la histeria de los ochentas sobre sacrificios de rituales satánicos merodeando las memorias reprimidas de los niños.

– Sobra decir que esto me fue de bastante interés. Vivía en Edmonton en ese entonces, y mi imaginación no paraba de especular sobre esta supuesta puerta al Infierno.

Unos años después, Ryan tuvo la oportunidad de mudarse a Victoria y así pues, se subió a un avión sin siquiera haber puesto un pie en su nuevo hogar. En lugar del apartamento sin inspeccionar, sus amigos lo recogieron en el aeropuerto y lo llevaron directo al cementerio.

– Así que antes de ver mi nueva casa o familiarizarme con los alrededores ya estábamos en Ross Bay. Recuerdo haber pisado esas tierras en esa fría noche, pero sintiendo vientos cálidos mientras caminamos por el umbral del cementerio.

Aunque usualmente no crea historias sobrenaturales, esta experiencia fue sombría al punto que le hizo preguntarse algunas cosas. El infame lugar de descanso ha sido parte de las expresiones artísticas de Ryan desde entonces.

– Tomamos la foto del ángel con mi máscara de gas para la portada de “War. Cult. Supremacy”. Y también, cuando estamos en escenario con BLASPHEMY llevo una cruz invertida que estuvo enterrada en el cementerio Ross Bay por una semana.

  • Sadomasocristo Sadomasocristo

    Just void

  • guillermo rosales valera

    Excelente!

  • Hoover Campoverde

    Gracias señores por compartir esta magnífica entrevista.