Loading...
Menu
Abigor, parte I

Abigor, parte I

Por Niklas Göransson
Traducido por Ulises Lombana

Para TT de Abigor, el black metal es un asunto serio. En un análisis retrospectivo, escuchamos de íconos y acciones que dieron forma a este arte – y de cómo es empleada por el Diablo para pastorear a su rebaño.

Conozcan a TT de ABIGOR. Debo decir que es espectacularmente refrescante contemplar a un veterano del black metal de los noventas que aún mantiene intacta la esencia de este arte con tanto fervor y convicción; “el fuego aún arde”, como un hombre sabio dijo. Pero antes de ahondar en el tema – hoy, Febrero 22, marca el lanzamiento del esperado álbum split incluyendo a ABIGOR, NIGHTBRINGER, THY DARKENED SHADE y MORTUUS.

– Cada participante obviamente comparte una firme creencia en varias de las manifestaciones de esta divina fuerza siniestra. Pero no son personas que simplemente tienen ideas vagas del Satán mitológico, sino individuos que han acumulado una trayectoria significativa en el Camino de Mano Izquierda y pueden ofrecer interpretaciones radicales. Hay muchas diferencias en nuestras creencias y prácticas religiosas – de hecho, ninguna de las cuatro bandas involucradas representa la misma corriente ni la misma escuela de pensamiento teológico, pero hay muchas cosas en común.

El álbum en cuestión es narrado con una sola letra continua, que une a todas las canciones. TT explica que esto no habría sido posible de no ser por una cierta “congruencia espiritual”.

– Musicalmente, la idea era unir las contribuciones de las cuatro bandas para crear un solo trabajo continuo. Queríamos que cada banda representara cierta herencia musical, pero también compartiese un sonido bien estructurado para que todo funcionara a un nivel composicional.

Desde que me encontré con el EP de 1995 “Orkblut – The Retaliation”, siempre he asociado a ABIGOR con una sensación épica, triumfante y etérea que identifiqué primero en la melodía de “Battlefield Orphans”. Esta atmósfera se hizo especialmente prevalente en el segundo álbum, “Nachthymnen (From The Twilight Kingdom)”, lanzado después en el mismo año.

– Me gustaría creer que estos sentimientos están profundamente arraigados en el núcleo arquetípico dentro de nosotros, yacen dormidos en nuestro subconsciente y hacemos contacto con esta esencia por medio de nuestro arte. Esta es la misma corriente que a comienzos de los noventas incitó a los jóvenes chicos del black metal a posar con armas medievales en ruinas de castillos antiguos, o desfilar por el bosque con antorchas encendidas. Esto trasciende simples sesiones de fotos, el proceso entero tuvo un impacto emocional muy grande sobre nosotros.

Y así se formuló una misión para cerciorarse de por qué ellos, como Satanistas, resonaron tan fuertemente con las energías percibidas como “paganas”. TT cree que fue buscar la fuente de este embrujo que los llevó a encontrarse con un colectivo Jungiano inconsciente.

– Esta es la razón por la que nosotros, y por eso me refiero al movimiento black metal de inicios de los noventas en general, exploramos estos conceptos “blut und boden” – en conjunto a un enfoque similar al del romanticismo Alemán del siglo diecinueve. Nótese que no me refiero a glorificación nacional socialista como un medio de alabar todo lo negativo y anti-humano, que es como uno debería interpretar cosas como los coqueteos de EMPEROR con el fascismo, o a DARKTHRONE con su “ario esto y judío aquello”.

Exponiendo otro ejemplo de Noruega, él menciona una colaboración de Fenriz de DARKTHRONE con Satyr de SATYRICON; el proyecto de “folk metal” nacional-romántico STORM, que lanzó un álbum llamado “Nordavind” en 1995.

– Lo que el black metal presentó aquí no fue sólo la adoración de todo lo negativo y destructivo, sino que simultáneamente una glorificación y una búsqueda por un sentimiento “positivo” y profundo en la forma de estas nociones románticas. Intento analizar las influencias y el hábitat de la escena que principalmente consistía de tipos de 17 a 20 años, buscando “raíces” y atacando tan fervientemente la corrección política – esforzándose tanto por abrazar el extremismo que llegaba a ser hilarante en ocasiones.

TT concluye que en retrospectiva, muchas de estas ideas eran algo ingenuas.

– La mayoría de lo que hemos encontrado – incluso ignorando los excesos radicales, fue transfigurado, glorificado y distorsionado; la realidad de la historia se hizo vastamente diferente de nuestras interpretaciones fantásticas. En fin, esta podría ser la fuente de ciertos subtonos “triunfantes”. En fin, lo que le puedo asegurar a todos los que eran demasiado jóvenes en ese entonces, es que algo pasó entre el 1992 y el ’95.

Aquí vamos.

– Ciertamente no encuentro las nociones como nexiones abriéndose y energías fluyendo en lo más mínimo casos de híper-mistificación ni exageración. La atmósfera que se manifestó en el black metal de la época, si puedo hablar de nuestra historia temprana en general, no sólo trataba sobre la atmósfera en el mini-álbum que mencionaste; miles de jóvenes hombres estaban simultáneamente listos para darlo todo, a toda costa.

“Darlo todo”; significando quemar un par de iglesias, asesinatos de homosexuales y violencia intra-grupal – a lo largo de 25 años. ISIS parece hacer eso múltiples veces al día.

– El Estado Islámico hace un buen trabajo en traer Caos en la tierra – sacrifican suficiente fuego psicópata en el altar de la locura, ¿no lo crees? Pero en serio, ¿por qué enfocarnos en las primeras planas del amarillista Kerrang! de 1993? – ¿Por qué debería Satán aceptar cada acto homicida de humanos de bajo nivel como un sacrificio con valor?

Llámenme un romántico empedernido, pero no creo que esté más allá de los dominios de la lógica esperar un recuento de cadáveres ligeramente mayor de toda esta supuesta horda de rabiosos adoradores del Diablo dispuestos a aceptar cualquier consecuencia. Especialmente dada la cantidad de decretos corales de asesinato global que usan como banda sonora.

– Aún así es así – ¿no es actualmente algo de los noventas es el ser un devoto del asesinato global, como le llamas? Hoy es la época del black metal verde, humanista, no le hagas daño a nadie, que es promocionado por los medios – eso sin mencionar el black metal “abra cadabra, busca el palito de incienso bajo mi túnica” de BATUSHKA predicando mensajes pacíficos de contemplación. No veo nada hostil en las entrevistas de black metal actuales, ¡la gente está muy ocupada buscando la iluminación!

El cielo no lo permita. La hostilidad Diabólica, entonces; examinando los actos donde tendría sentido decir que el espíritu del black metal guió la mano de alguien a cometer fechorías, no hay muchos que parece que hayan impulsado la agenda del Diablo sobre la tierra a ninguna escala tangible.

– Cierto; un vistazo de cerca suele revelar que las intenciones de violencia eran débiles emanaciones de patéticas regiones de la mente, teniendo muy poco que ver con fuerza espiritual ni dominación. Hay un puñado de excepciones quizás – no puedo recordar cómo Angramain’yo del legendario AZHUBHAM HAANI cometió su acto.

Según mi memoria anecdótica, él estaba en una fiesta donde ciertas personalidades de la escena lo acusaron de no ser lo suficientemente malo – lo que intentó probar incorrecto cuando salió y apuñaló a un hombre en la garganta, casi matándolo. El día siguiente, los instigadores llamaron a la policía y les dijeron quién lo hizo.

 

– Mencionaste crímenes dentro de la esfera del black metal, tomemos como ejemplo entonces al más famoso de todos; el asesinato de Euronymous (MAYHEM). Ignora todo el velo de misterio que lo rodea y no encontrarás ni una pizca de gloria sobre esto. La única conclusión que se puede sacar de ello es que el asesinato que cometió Grishnackh (BURZUM) fue una puñalada por la espada de la forma más cobarde posible, seguida por un torrente de excusas cobardes intentando explicar por qué apuñaló por la espalda a alguien que sólo iba en ropa interior – tras llamar a su puerta a las 3 de la mañana.

Estando algo fuera de forma por no haber debatido esto por unos 15 años ya, opto por ponerme cómodo y saborear la oleada de desdén.

– Oh, se pone peor; luego siguen 25 años de guerreros del black metal auto-declarados así alabando el ataque de la puñalada por la espalda usando la foto de Grishnackh como algún tipo de repulsivo modelo sonriente en esos intolerablemente imbecílicos “memes”. La gente puede intentar manchar el recuerdo de Euronymous o burlarse, pero todos esos maricones se irían corriendo ante la primera señal de confrontación en la vida real.

TT dice que aunque sólo sucedieron unos cuantos asesinatos, cualquiera que haya estado ahí puede ser testigo de la fiera fatalidad que sacudió a la escena.

– Incluso entre la misma banda hubo tensiones al nivel de desenfundar cuchillos. Pero lo que es relevante para el arte Satánica – por lo que discutimos este tema en primer lugar; no es como si todos los que están metidos en el black metal deben ejecutar crímenes psicópatas sólo porque sí, sino que el arte requiere una mentalidad peligrosa, perturbada e impredecible. Si has matado a alguien o no está más allá de esto, trata de tu forma de ser y de tus morales.

Él explica que el beneficio principal de tanto las acciones como el subsecuente apoyo a los perpetradores a lo largo de la escena, es cómo sirvió como un filtro protector contra el interés popular.

– Por eso es que le he dado la bienvenida a todos ellos. Este elemento de hostilidad y extremismo de todo tipo es temido por los hombres de negocios del metal, que intentarán erradicar lo que no pueden controlar – y así, infertilizar la tierra que una vez rindió frutos donde no sólo floreció música intelectualmente valiosa, sino también arte inspirada.

TT menciona que la mayoría de Europeos que el fenómeno de la emergente re-popularización del black metal está atrayendo vienen de trasfondos libres, socialmente seguros y cómodos.

– Tomamos nuestras raíces del os ochentas, las desarrollamos y radicalizamos el contenido y lo entendimos como un movimiento Satánico intransigentemente agresivo. Todos éramos adolescentes, miles de individuos de mentalidades similares en una edad en la que simplemente no te importaba una mierda.

Si los susodichos hubiesen estado en sus 40’s en ese entonces, él agrega, el black metal como lo conocemos jamás se habría manifestado.

– No teníamos una idea clara ni bien desarrollada del Diablo, pero aún así celebrábamos feliz y osadamente todo lo que se consideraba “Satánico”. Si toda la habladuría de esta energía fuera una farsa, ¿entonces por qué todos alaban esos álbums como el black metal más excepcional jamás producido? A día de hoy, nadie ha podido replicar lo que se logró con un par de acordes y musicalidad mediocre.

Cierto, así que sólo por motivos argumentativos para acompañar este escenario; con poderes infernales manifestados en el Anti Redentor llamando a su rebaño a través del arte del black metal. Aún me cuesta entender qué propósito esto podría tener – ¿qué ha logrado el movimiento por impulsar los intereses de Satán?

– Debemos, aún si es sólo por un instante, distinguir lo que usualmente intentamos para unir – todo lo que es juzgado como “malo” por los estándares morales promedio por un lado, y algo muy complejo; una contribución espiritualmente valiosa sacrificada a la deidad que llamas “los intereses de Satán”.

Sigo sin entender por qué la Majestad Adversaria se involucraría activamente en un género poco conocido usando como vehículo principal a la clase media adolescente. Los estilos musicales que gozan de audiencias mayores con más influencia y mayores propensidades a la violencia fatal tendrían más sentido – quizás la música rap, o el rock Sureño.

– No es que una inteligencia divina busque a adolescentes que iluminar y luego los incite a quemar una iglesia de madera. Todo esto fue importante para el black metal, pero no en la capacidad de servilidad a los poderes siniestros. La deidad oscura simplemente es.

En los ojos de esta entidad, dice TT, mi tonto enfoque en estos 25 años es un factor irrelevante.

– Para responder por completo tu pregunta, tendríamos que discutir nada menos que los misterios de la existencia y el tiempo, lo que va un poco más allá del espacio que tenemos aquí, ¿cierto?

Bueno, será para la próxima.

 

– En un nivel espiritual mayor y con un genuino compromiso de la ofrenda incomprometida del alma propia para que esta sea devorada por la boca del Diablo. Ahora, esto es un logro mucho mayor que un altercado casi animal, que un adolescente intentando probar su valor, o que un narcisista apuñala espaldas.

El acto de la adoración requiere mucho más introspección y reconocimiento espiritual, él dice. Por tanto, es bastante in-aconsejable ofrecer algo de lo que no se tiene un entendimiento firme, a alguien cuya mera naturaleza desafía la comprensión.

– Primero debe haber una visión precisa de lo que significan realmente “el alma” y “El Diablo” – e intentar definir eso ahora sería irse demasiado lejos. Se resume a separar lo que realmente importa de lo que es simplemente hundirse en la demanda pública por melodrama.

Esto nos lleva a otro viaje por el camino de la nostalgia.

– La puñalada trapera de Grishnackh no fue una contribución digna a la gloria de Satán. Pero lo que si lo fue, fue como aceptó y adoró a la deidad en sus primeras entrevistas, influenció a miles de personas a intensificar sus lazos con el black metal, y por lo tanto, con el Diablo.

TT Dice que ha conocido a un par de personas que empezaron su viaje esotérico como fans de los primeros álbums de BURZUM, que leyeron entrevistas tempranas y terminaron convirtiéndose en devotos practicantes del Camino de Mano Izquierda.

– Este fue su verdadero logro Satánico, no el sensacionalismo que lo catapultó al estrellato. El joven Grishnackh fue inspirado por los pensamientos recientemente desarrollados en ese entonces de cómo el “Satanismo black metal” debía ser entendido – como fue promulgado por Euronymous y Dead (MAYHEM, MORBID), Jon Nödtveidt (DISSECTION), IT (OPHTALAMIA, ABRUPTUM, junto a unos cuantos más que públicamente experimentador con pensamientos radicales tan temprano como en 1991.

TT dice que en un corto momento de consciencia lúcida, Vikernes entendió la verdadera naturaleza del Diablo.

– Hay entrevistas donde claramente dice que él “estudia el sistema mágicko de la Aurora Dorada. Puedes ver el lomo de algunos libros relacionados en el fondo de una foto antigua, e incluso usó el símbolo A.A. de Aleister Crowley como la portada del “Demo II”. No por darle mucho crédito a la creencia de Crowley en este contexto, pero hay muchos más factores relevantes que dieron forma a BURZUM y al curso del black metal de lo que le gustaría admitir a la gente hoy en día.

Debo confesar que tendría bastante curiosidad por escuchar lo que pensaría Vikernes de este análisis.

– ¿Recuerdas cuando él continuamente, en muchas entrevistas, se refirió a Satán como una divinidad existente y no sólo una metáfora? Su… Y estoy citándolo, “Señor y maestro” a quien adora – incluso llamándolo “Lucifer el portador de la luz caído” en una entrevista, lo que demuestra una receptividad remarcable en una época donde todo el enfoque yacía en las cosas blasfemas y anti-cristianas. Todo esto ha sido olvidado, ignorando y re-interpretado pues contradice todo en lo que Varg se convirtió después de que Grishnackh murió.

Y así, él proclama, buscar la fuente de las semillas plantadas por Satán en las almas de jóvenes fanáticos del black metal – son las entrevistas y la música de la época en las que uno debería buscar, no en la historia revisionista contemporánea.

– Y así lo tenemos, el único verdadero sacrificio digno. El hecho de que haya apuñalado por la espalda a Euronymous sólo lo hizo una celebridad de la cultura pop como el Ché Guevara y Charles Manson, pero todo lo verdaderamente grande tomó lugar cuando adoraba al Señor con cuernos entre los fines de 1991 y los comienzos de 1993, precediendo su conversión al odinismo pro-vida.

Él agrega que esta no es la postura oficial de ABIGOR en conjunto, sino su opinión personal sobre el tema.

PK tiene una visión muy diferente a la mía según sé, y valora las ideas de supervivencia tribal de Varg.

 

Dado que el caballero ya mencionado ha desertado de los cuadros infernales, junto a sus adolescentes, tengo curiosidad por saber cuántos verdaderos creyentes quedan de la tormenta de maldad; devotos diabólicos con al menos la mitad de fervor religioso de los hare krishnas, budistas o monjes cristianos, y demás. Verdaderos fanáticos que se despojarían de todas las distracciones de la carne con tal de dedicarse felizmente al servicio del Señor Satán.

– No creo que las decisiones así necesariamente signifiquen renunciar a los placeres terrenales. La vida monástica, incluyendo la disciplina y el ascetismo, es precisamente lo que imagino que muchos buscan por preferencia. Al sólo estimular el cuerpo físico se convierte en eso exactamente; mundano, terrenal y profano.

Bajo las condiciones correctas, él dice, es posible vivir como un ascético por cuenta propia.

– De hecho he estado disfrutando un estilo de vida así por unos meses, toda la rutina aislada se hace bastante satisfactoria al o largo del tiempo. Me cuento a mí mismo entre los que absolutamente no se pueden subordinar a ninguna autoridad – intenta forzar obre sobre mí y mi resistencia sólo se hará más fuerte.

Al igual que con todo lo demás, él dice, sólo un pequeño porcentaje de aquellos que dicen ser hombres sagrados realmente encajan con el ideal y hacen lo que hacen por las razones correctas.

– No olvidemos algo muy poco romántico pero no por ello una ocurrencia menos real; sabemos que en el pasado – la gente pobre enviaba a sus niños a tales entornos, por razones educacionales o económicas. No todos los que posan como fanáticos espirituales son buscadores auto-absortos con una firme visión de lo divino y voluntad a sacrificar todos los lazos terrenales.

Abandonar el ejemplo monástico, entonces, quizás una comparación con ascéticos itinerantes, como los Naljorpa Tibetanos o los Brahmins Indios. Muéstrame algún peregrino black metal que abandonaría su colección de vinilos para recorrer la tierra, buscando la gnosis del Diablo.

– Si terminas como un Aghori Sadhu o como un músico de black metal con un trabajo y un traje, quizás eso sólo se determine por lo que te rodea, no por tu verdadera convicción y devoción. De hecho, debo decir que tu pregunta rezuma con duda de que la gente metida en el black metal sea capaz de una vida espiritual dedicada.

Es algo en lo que he pensado, debo confesar. En una nota similar, igualar a un Aghori iniciado con un civil ordinario con un hobby musical es como comparar a un veterano de Stalingrad con un músico de “war metal” que nunca ha estado en una pelea callejera.

– Te aseguro que los verdaderos hijos del Diablo que conforman el núcleo serio de esta escena son igualmente devotos. Además, es más fácil pasar por el proceso de iniciación de una religión establecida o de un culto antiguo – entrando a las estructuras institucionalizadas, instalaciones o entornos que la mayoría de ellas ofrecen. El Satanismo como lo conocemos realmente no tiene una historia continua, linear ni organizada; hay mucho por descifrar, vinculando desde sus muchas raíces y cimientos, y re-evaluado desde cierto punto de vista.

Esencialmente, el Satanista debe llevar a cabo toda la exploración espiritual por su cuenta.

– Todos y cada uno de nosotros tuvo que empezar prácticamente desde cero, con escaza guianza y habilidad para discernir de dónde aprender y qué ignorar. Como un Satanista, tu fuente es gigantesca – casi interminable; hay pedazos diseminados por tantas culturas, religiones y sistemas distintos. Encuentras pistas valiosas en escritos antiguos que no corresponden con tus creencias propias.

Reclusión y silencio, él dice, es no como uno adquiere introspección en los misterios del Diablo.

– Nada tiene sentido sin la visión correcta – no la vida conventual, ni fraternidades. Todo lo que puedes ganar es un cierto grado de orden, experiencias subjetivas, higiene mental disfrazada de magia y estímulos al ego disfrazados como lo contrario. Esto fundamentalmente distingue nuestra fe de aquella de la religión organizada, y quizás esa es la calidad y fuerza de nuestro camino, el que un Satanista teísta camina en la actualidad.

La parte II de esta conversación puede ser encontrada aquí.