Loading...
Menu
Nordvis|Armagedda

Nordvis|Armagedda

Por Niklas Göransson
Traducido por Ulises Lombana

Andreas Pettersson es el propietario de Nordvis, una disquera basada en los inhabitados yermos del norte de Suecia. Él nos habla de una existencia a la merced de los elementos de la naturaleza, y refleja sobre su pasado en la banda de black metal Armagedda.

– Nunca he pensado sobre Nordvis como una compañía de discos, durante la mayoría del tiempo fue mi principal medio para lanzar mi propia música. De hecho odio la palabra “disquera” – me hace pensar en un simple negocio, pero usaré la palabra a partir de ahora para evitar confusión.

El sueño de Nordvis había seguido a Andreas Pettersson por largo tiempo ya, pero no fue sino hasta el 2007 que esta noción se enraizó. Él visualizó una especie de colectivo artístico, unido por ideales similares y expresados a través de un diverso fruto creativo.

– En Nordvis yacen los mismos cimientos filosóficos que en mis proyectos musicales LÖNNDOM y SAIVA – un estilo de vida dedicado a la naturaleza y a la inmensidad del norte; solitaria y simple, pero profunda. Trabajé en un par de disqueras cuando era un joven artista pero nunca sentí que apreciaban ni percibían la música como debe ser. Estas experiencias me moldearon y pavimentaron mis ideales de lo que debe ser una relación artista-disquera mutuamente beneficial.

Andreas nota como parece haber un malentendido común sobre que Nordvis es una especie de disquera de black metal especializada – esto es totalmente incorrecto.

– En mi opinión, muy pocos artistas en mi disquera tienen algo que ver con el black metal. La razón por la que esta música es parte de mi operación es porque la naturaleza usualmente tiene un rol central.

Nordvis, él dice, es más ideológica que orientada en géneros.

– Lanzo música arraigada en ciertas partes de la vida – si hubiese algún tipo de política de compañía tomando lugar, sería esa. El black metal tiene un rol en esto, como lo tiene cualquier género en otras disqueras, pero esto no define a Nordvis.

Mis observaciones indican que Andreas tiene una relación algo personal con los muchos artistas con los que trabaja, usualmente llevándolos a su hogar en los yermos árticos. En el concierto en Estocolmo con WARDRUNA, FORNDOM y DRAUGURINN –  los últimos dos estando atados a Nordvis – noté que trajo a muchos otros de sus bandas y los alojó a todos en un hotel juntos.

– Jaja, puesto así suena como que soy dueño de una compañía de emparejamientos. Es inmensamente importante para mí quien hace parte de esta familia y quien no. También es esencial que sigamos adelante juntos – creando, presentado y hablando como una sola voz. Hasta cierto punto, esto es lo que hace a Nordvis lo que es. Es difícil explicarlo y no espero que la gente lo entienda pero en lo que a mi concierne, lo más importante es que nos entendemos entre nosotros.

 

Si no me equivoco, tienes una situación de vida ligeramente inusual…

– Eso depende de con quien estés comparando, pero en la actualidad supongo que es algo raro que alguien a mediados de sus 30 viva como yo y mi pareja. Vivimos en un área remota a unos 40 kilómetros de un pequeño pueblo llamado Arvidsjaur, en Lapland.

Lapland es la provincia más al norte de Suecia, ocupa un cuarto de la superficie del país pero sólo tiene unos 90,000 residentes – menos del 10% de la población total. El pueblo Arvidsjaur está a 862 kilómetros al norte de Estocolmo. En comparación, Berlín está a 810.

– Tenemos muchos vecinos, pero ninguno de ellos humano. Hay un pequeño pueblo a unos cinco kilómetros de aquí, si no recuerdo mal, con unos tres residentes de todo el año. Tuve que trabajar duro para vivir como lo hago ahora, es un viaje que comenzó hace 15 años cuando estaba a inicios de mis 20.

Antes de que viajemos al pasado, tengo curiosidad de a dónde lo ha llevado este viaje – cómo se ve un día normal allá arriba.

– Me gusta levantarme temprano y tomar una taza de café mientras respondo el primer lote de emails de la noche anterior, parece que no terminan nunca. Después de eso, las órdenes tienen que estar empacadas y listas para salir. Y aquí viene la parte interesante sobre tener una compañía en mitad del bosque; la logística es hilarante.

Cuando recién se mudaron a la propiedad hace unos años, la oficina postal más cercana estaba a cinco kilómetros de distancia. El servicio postal Sueco inicialmente se rehusó a recoger los paquetes hasta su hogar, pero Andreas eventualmente negoció un trato en el que vienen a recogerlos 2 veces por semana.

– Eso sin dudas se sintió lujoso. Han habido incontables veces en las que he tenido que conducir varios kilómetros para enviar paquetes, de modo que los seguidores reciban sus órdenes a tiempo. Creo que aquellos que han seguido Nordvis por un tiempo ahora entienden que estamos basados en un área donde las cosas toman tiempo.

Cuando se acerca el mediodía, es hora de relajarse y recargarse. Andreas dice que usualmente irá a escalar en su “jardín trasero” – es decir, horas de posibles caminatas en los bosques indómitos.

– Pero las cosas están por cambiar un poco ahora. Estoy en el proceso de mover la disquera a una bodega en un pueblo a unos 40 minutos de aquí, dependiendo de la temporada. Es bueno poder escapar de todo cuando llego a casa – tenemos mucha tierra que necesita trabajo, obvio. Eso sin mencionar el alivio de finalmente llegar a casa y estar lejos de todas las cajas y los inventarios.

 

¿Alguna vez has pensado en rendirte?

– Ese pensamiento llega todos los días, más o menos. No por estar insatisfecho por cómo van las cosas, sino por el estrés de lidiar con grandes cantidades de correspondencia en la esfera digital – toma mucho tiempo de las cosas que amo. Apagar la computadora y no volver a encenderla nunca más es una idea bastante atractiva.

De acuerdo a Andreas, todo este tiempo pasado sentado frente a la computadora es el principal punto negativo sobre lo que hace.

– Me incomodan mucho las redes sociales y todo eso, pero aún así creo que debo soportarlo para poder compartir con el mundo lo que hemos construido. Esto es importante. Los puntos altos superan los bajos, obviamente. Operar Nordvis es maravilloso en muchas formas, es creativo y una oportunidad para trabajar con fantásticos e interesantes individuos con los que comparto mucho.

Al llevar un estilo de vida dictado por la inmisericorde naturaleza, la mera falta de cautela podría fácilmente llevar a situaciones riesgosas.

– Tener respeto por la Madre Naturaleza es la mejor forma de sobrevivir, todos somos muy pequeños comparados con ella. Pensar 2 veces siempre es una buena idea – especialmente durante el invierno cuando debes ser en verdad cauteloso de lo que estás haciendo.

La reverencia ante los elementos es fácilmente adoptable cuando un rápido viaje a la tienda podría resultar a potencialmente letales peligros.

– Si tu carro se para donde no hay servicio de teléfono y te encuentras bajo 35 grados Celsius bajo cero sin suficiente ropa… Bueno, sería una situación definitivamente desafortunada. Siempre estás lejos de la ayuda. Pero así es la vida aquí, y eso es lo que la hace interesante de cierta forma.

No sólo es el terreno vehemente, la fauna local tiene una particular sed de sangre.

– Si te atara a un pino por aquí en una noche de verano, literalmente te comerían vivo. Así de simple. Y no por osos, aunque eso bien podría pasar, sino por los mosquitos y las moscas.

A medida que se llega al norte, más intensos los mosquitos. Nunca he estado tan al norte personalmente, así que sólo me puedo imaginar cómo debe ser en el verano.

– Al igual que la mayoría que vive aquí arriba, estoy acostumbrado a estos chupasangres voladores. Esto ciertamente no significa que no me afectan, pero la gente que vive en estas áreas aprende a ignorarlos. El primer verano fue muy intenso, recuerdo haber usado una capucha de redes especial que vendían en las gasolineras cerca de Arvidsjaur. El aire era tan denso por los mosquitos que si sostenías una escoba en el aire y la dejabas ir, probablemente no se caería.

Afortunadamente, hay muchos trucos para protegerse – el conocimiento de las plantas y el fuego es un buen lugar por done empezar. La naturaleza provee muchos regalos que actúan como repelente de insectos cuando son quemados.

– El humo es tu amigo, definitivamente. Luego tenemos las proverbiales armas de asedio; una máquina que extermina la población local de mosquitos. Tenemos una de esas y será interesante ver cómo será este verano, es el tercer año en que la usaremos.

Este temible aparato insecticida tiene un rango efectivo de aproximadamente 4,000 metros cuadrados, atrapa a los mosquitos vivos e interrumpe los ciclos de engrendamiento de las futuras generaciones. El único punto en contra es que toma varios años llevar a cabo la limpieza.

– Si no tuviesemos esta máquina, no creo que ninguno de nuestros amigos vendría por aquí en Junio, Julio ni en la primera mitad de Agosto. Los mosquitos son una molestia, pero debo decir que las moscas son las peores.

Andreas se refiere a otra amenaza alada conocida como gnats, versiones minúsculas del mosquito ordinario. Lo que carece en tamaño lo compensa en cantidad; se suelen reunir en enjambres negros llamados nubes de gnats – un fenómeno que, sobra decir, es mejor observar a una distancia.

– Criaturas mórbidas come-carne que ni siquiera puedes ver por lo pequeñas que son. Por aquí tenemos una mutación de ellas aún peor llamadas “sviarn” en la lengua local. ¿Conoces a las moscas de caballo?

Totalmente. Los pequeños bastardos te arrancan pequeños pedazos de piel, dejando atrás una picadura dolorosa que puede tomar semanas para subsidir.

– Los sviarn hacen lo mismo, pero imagínalos como un grano de sal volador que a duras penas puede ser detectado por el ojo desnudo. En fin, así es como es – la naturaleza no es sólo hermosos paisajes, también puede ser bastante cruel.

 

Previamente le mencioné a Andreas que también me considero un tosco hombre del bosque, regularmente tomando caminatas de horas en la reserva natural cercana. No estaba en lo más mínimo impresionado.

– Creo que muchos que se consideran gente de “aire libre” en realidad sólo quieren ver fotos lindas de la naturaleza en sus redes sociales, quizás ir a caminar un rato en el bosque cuando las condiciones están bien.

Sin comentarios.

– La naturaleza no es conveniente, y los aspectos sombríos son el precio que pagas por los hermosos. Para nosotros, vivir donde lo hacemos, esta introspección es esencial. Sin el frío no tendrías las luces del norte. Seis meses de oscuridad, el frío invierno te hace apreciar todavía más la calidez y luz que trae el verano.

La dualidad orgánica es omnipresente allá arriba – por unas semanas alrededor de Junio y Julio, el sol nunca se pone sobre la propiedad. Por otro lado, un día de mediados de invierno tiene sólo tres horas de luz cuando no está totalmente negro.

– Obviamente hay sacrificios de conveniencia que debemos hacer, pero son pequeños en comparación a lo que ganamos a cambio. No soy un “amante de la naturaleza” – yo pertenezco aquí y este es mi habitat natural, nací para vivir aquí.

A comienzos de los 2000, Andreas era parte del dúo Sueco de black metal ARMAGEDDA. Su tercer álbum del 2004, “Ond Spiritism: Djæfvulens Skalder” es en mi opinión bastante infravalorado. Tengo curiosidad de cómo lo ve en retrospectiva – viendo que no me da una impresión particularmente diabólica, si estos cantos fúnebres venían de algún lugar espiritualmente honesto.

– Jamás he hecho algo en lo que no creo, eso no tendría ningún sentido – al menos no en el mundo en el que vivo. ¿Cómo lo percibo hoy? Para ser honesto, intento alejarme de ello. De verdad no quiero experimentar más con esas esferas más, porque sé muy bien qué se puede conjurar.

Andreas dice que no recuerda mucho en particular sobre la creación de este álbum – es posesivo e imbuido en una oscuridad de otro mundo. Suena como si podría ser llamada la música del Diablo justificablemente.

– Sí, eso es exactamente lo que es – nacida del más horrendo y sucio pozo, cubierto en gris y conquistado por brujería antigua. Esta era la esencia de ARMAGEDDA. Mi relación con esto es tan frágil, no me quiero aventurar ahí más. Disfruto de mi vida ahora, al menos cómo la vivo, y preferiría que todo se mantenga así.

Recuerdo haber estado impresionado por las letras, ¿las escribiste tú?

– Sí, o al menos algo las escribió a través de mí. Esto sin duda sonará ridículo para algunos pero hey, no me importa porque yo fui el único que estuvo ahí. Musicalmente, creo que este álbum es una creación única – habíamos empezado a tener nuestro propio estilo. Este también fue el punto en el que sentimos que era mejor poner al fenómeno en la tumba. Habíamos logrado todo lo que queríamos lograr, y no había mucho más que decir o hacer.

En una conversación anterior, Andreas mencionó que es incapaz de escuchar a bandas como FUNERAL MIST en la actualidad, pues le trae de vuelta a un espacio en el que ya no se siente cómodo.

– Bueno, si estás intentando alejarte de algo a lo que eres vulnerable – exponerte a ello no tendría mucho sentido, ¿cierto? Mantengo mi distancia porque no quiero vivir en ese mundo más. Esto significa alejarme de música de mucha importancia y significado para mí, arte que solía celebrar y de la cual era un devoto. En cierta forma, es una pena.

¿Te puedes identificar del todo con la persona que eras en ese entonces?

– No. Si buscas destruir el mundo de los hombres, ¿cuál es el punto de continuar caminando por las calles y caminos de este globo? En mi mundo, eso es hipocrecía. Quizás funcione para otros pero no para mí, ya no más. El odio te consume.

En algún momento, Andreas pensó que tendría más sentido enfocarse en sí mismo y no en otra gente y cosas del mundo más allá de su control.

– La humanidad está llena de mierda en la actualidad sin duda, pero no me molesta, simplemente porque no estoy ahí para ser molestado. Esa es una de las granes cosas de vivir lejos de todo – removerse a uno mismo de la civilización lo más posible. El black metal como una forma de arte es parte del pasado, pero no del presente.

Armagedda – Graav, A. Pettersson

 

Juzgando por el contenido temático, esta metamorfosis personal debe haberse manifestado después de “Ond Spiritism” hasta el álbum de LÖNNDOM de 2007, “Fälen från norr”.

– La idea de LÖNNDOM probablemente estuvo ahí desde siempre. Habiendo crecido en un entorno rural del norte como lo hice, siempre estuvimos fascinados por los vastos yermos y su folclor y costumbres casi olvidadas.

Pese al cambio teológico, dice que su transición de ARMAGEDDA a LÖNNDOM fue natural pues ambos proyectos tenían ciertos pilares principales.

– Siempre fuimos forasteros y nunca tuvimos ninguna necesidad por fama o riquezas. Esas cosas no existían en nuestro mundo. Rechazamos montones de ofertas por tocar en vivo de nuestra disquera, entre ellas tocar en Wacken e Inferno Festival.

Una oferta que no rechazaron fue la del tour de 2002 con BLACK WITCHERY, MANTICORE y AVENGER. Tristemente, ARMAGEDDA jamás completó el tour y ha habido mucha especulación en el interés – algunos implicando que eran “demasiado black metal” para convivir con gente que sólo quería pasar un buen rato.

– ¡Jaja! Esto se siente como si habláramos de una vida diferente. ¿Demasiado black metal? Esa es una buena frase, ¿quizás debamos dejarlo hasta ahí?

Tengo curiosidad, ¿lo eran?

– Honestamente no podría decir. Lo que si sé es que fue un enorme contraste para nosotros, estar rodeados de tanta gente todos los días en un entorno tan diferente comparado a lo que estábamos acostumbrados.

Con el beneficio de la retrospectiva, Andreas admite que no se habían dado cuenta de qué habían aceptado.

– Éramos jóvenes y vivíamos en un mundo que nos consumía, y viceversa. A medida que el tour progresó, recuerdo haber montado una distancia entre nosotros y el resto de las bandas. Otro recuerdo que quedó marcado en mi cabeza fue cuando encontramos un bosque alejado donde nos sentamos solos con una grabadora de cintas vieja, sólo disfrutando el sonido de algo que no fuesen personas hablando en Alemán. Un gran alivio en el momento, sin dudas.

Él dice que encontraron la atmósfera alrededor de los conciertos en cuestión bastante sofocante, lo que él percibió como una urgencia ansiosa por validación.

– Una constante caza por confirmación. “¡Hey! Mira, estoy en tal y tal banda. ¿En qué bandas estás tú?”, “Oh, ¿no estás en una banda? Adiós”. Además, el espectáculo se sintió más como una fiesta de metal nómada que el prospecto con el que nos habían interesado – sólo lee el anuncio de tour.

NOTICIA IMPORTANTE: Este es un minitour IDEOLÓGICO con una declaración y un propósito. No como la mayoría de tours, esta no es una simple combinación de un par de bandas, sino un ritual con un concepto específico. ¡”Marching Towards Christian Extermination” es Black y Death Metal UNIDOS en el mismo frente anti-cristiano! ¡Únanse a nosotros y véanlos arder!

– Hoy, 15 años después, nada de esto me podría importar menos. Para mí como persona fue una buena experiencia – y no me malentiendas – tuve conversaciones interesantes ahí con gente que me alegro de haber conocido. Aún así, hasta cierto punto, suficiente es suficiente.

Andreas dice que viniendo del individuo que es hoy en día, siente sólo gratitud por la gente que hizo posible ese tour.

– Acepto y aprecio la masiva cantidad de dedicación y tiempo que le pusieron. Estoy seguro que nuestra partida prematura causó problemas y por eso quisiera enviar mis disculpas – especialmente a Andrew, un amigo del pasado que hizo mucho por nosotros en ese entonces.

Aquí fue cuando descubrieron que los tours de metal quizás no eran el foro más apropiado para ARMAGEDDA.

– Para nosotros era sobre individualismo, no confirmación de otras personas y artistas. Preferíamos morar en la oscuridad y hacer lo nuestro sin influencia de otros. Nuestro acercamiento a estas cosas era totalmente independiente y casi un poco hermético.

Me tomaré la libertad de asumir que no hay posibilidades de material futuro de ARMAGEDDA.

– Eso sería enteramente correcto. Supongo que la única posibilidad sería si me encerraran en un apartamento en una gran ciudad y tiraran la llave por la ventana.