Loading...
Menu
Horn

Horn

Por Niklas Göransson
Traducido por Ulises Lombana

Horn es una banda de black metal con inspiraciones folclóricas de Alemania. El músico lingüista tras el proyecto discute eras pasadas y futuras de combate y de guerra, el espíritu de la masculinidad, y de cómo la puntuación correcta es el camino a la salvación celestial.

– Supongo que podrías decir que “Turn am Hang” (2017) es el álbum más exitoso de HORN hasta la fecha. Creo que esto se debe principalmente a el valor de producción mejorado, lo que es resultado del cambio de mi estudio casero a instalaciones de grabación profesional. Soy afortunado al tener a mi lado a un técnico de sonido muy talentoso que añade valor significante, no sólo en su manera de entregar una calidad de audio inmejorable sino también en términos de paciencia – una cualidad altamente necesaria al colaborar conmigo – y una habilidad para contribuir nuevas ideas a mis conceptos. En segundo lugar, mi música ha pasado por unos cuantos cambios estructurales desde “Feldpost” (2015), cambiando de canciones progresivas de ocho minutos a piezas más cortas organizadas con la fórmula clásica de verso-coro.

“Turm am Hang”, el último álbum del proyecto Alemán solista HORN recibe su inspiración de una pieza de folclor tradicional del siglo 17 titulada “Es ist ein Schnitter”.

– Siendo un gran fan del folclor Europeo, he estado escuchando varias versiones de la pieza en cuestión muchísimo. Estoy fascinado por el carácter mórbido de la canción – el poner a la muerte por encima de todo, El Cosechador que trata a cada hombre por igual sin importar su estatura social o su lugar en las jerarquías humanas.

N interpretó su primer y hasta recientemente único show en vivo con HORN en 2008. Desde entonces, se ha encontrado considerando la idea de formar un grupo en vivo estable – una noción que no se manifestó hasta 2017.

– Requirió de un esfuerzo significante ensamblar y preparar el material y luego enseñarlo a los demás desde cero – alrededor de seis o siete meses de intensa labor. Tuve suerte de poder reunir u grupo de talentosos amigos de mi región para asistirme, así que la proximidad es un gran punto a favor pues nos permite ensayar con espontaneidad.

 

En Octubre del mismo año, HORN se presentó en una pequeña comunidad rural Alemana llamada Weiher. El cupo del evento se agotó con semanas de antelación, lo que debe ser considerado un regreso al escenario algo exitoso.

– Supongo que algunos han estado esperando todos estos años para descubrir cómo se sostiene mi material en vivo. Fue una gran noche que tristemente estuvo algo torcida desde el comienzo, pues la sala de conciertos estaba demasiado llena para que la audiencia pudiese disfrutar propiamente de las bandas. La mayoría estaban atascados en la entrada durante los teloneros. En segundo lugar, hubo un pequeño problema de falta de comunicación entre nosotros y el tipo del sonido, lo que resultó en el público esperando el encore frente a un escenario encendido por diez minutos enteros… El cual ni siquiera habíamos preparado. Eso terminó siendo un escupitajo no-intencionado a la audiencia. Aún así, creo que el concierto en sí salió bastante bien.

De acuerdo a una publicación de Facebook, N está trabajando en implementar el Dulcémele de los Apalaches en composiciones futuras. Como es usual cuando se trata de la instrumentación excéntrica, me encuentro preguntándome si la inclusión de esta es un intento de ser único o si genuinamente concede algún tipo de funcionalidad sónica.

HORN siendo un proyecto altamente inspirado por el folclor, tiendo a buscar elementos folclóricos auténticos de vez en cuando. Me topé con el dulcémele hace un año cuando buscaba un langspil Islandés, pero encontré que el dulcémele era una alternativa más costo-eficiente. Para mis oídos semi-sordos, el sonido del dulcémele es similar al del laúd, sólo un pelín más alto. Es una pieza de equipamento interesante en el sentido que usualmentente sólo se emplean los frets en las dos cuerdas más altas, que están arregladas de modo que ciertas notas son excluidas. Lo sé, seguramente haya un término específico para esto pero soy un hombre simple.

Tras consultar con un escolar conocido, aprendí que esto es llamado fretting diatónico.

– Siempre he encontrado que limitar mis opciones me ayuda a adelantarme cuando se trata de escribir música. Si tuviese una orquestra con cientos de profesionales listos para tocar lo que sea que yo componga, no sabría dónde comenzar y perdería meses en ello. Dicho eso – el dulcémele sirvió como la base para escribir la mayoría de melodías de guitarra para el futuro EP “Retrograd” y fue en sí incorporado en la estructura de las canciones, así que sí llena una función sónica.

 

Además de su interés por los instrumentos oscuros, N también tiene una postura inusual sobre la interacción entre las letras y las vocales – inclinaciones que se entrelazan en su proclividad lingüística.

– Me gano la vida como traductor de lenguajes Germánicos. Estar ocupado con representar palabras y mejorar su legibilidad y flujo general todo el día definitivamente impactó mi metodología al componer letras. Hay un enfoque muy pronunciado en la elección de palabras y que suenen bien al ser cantadas, mientras que el mensaje y el contenido tiene un rol menos importante. Si quisiéramos hacer sonar mal este método pero así mismo simplificarlo, podría decir que empleo un “estilo RAMMSTEIN”.

La susodicha banda de rock Alemana usa una estrategia lírica arraigada en juegos de palabras, fraseo ambiguo con la intención de confundir, y entonación placentera al oído.

– Incluso un Alemán nativo al escucharlos tendrá momentos what-the-fuck. En la actualidad es extraordinario encontrarse con bandas de pop altamente extiosas que no estén sirviendo un mensaje razonable, redondeado y fácilmente digerible en una bandeja. La fórmula de RAMMSTEIN depende poderosamente en ciertos aspectos lingüísticos del idioma Alemán, son lo mejor de lo mejor en cuanto a “palabras que suenan geniales”. No me avergüenza admitir que de vez en cuando incorporo fraseo y palabras que encajan con la estructura y el sonido más que enfocarme en sentimientos temáticos.

Mi ejemplo favorito tratando la importancia de la lingüística organizada es lo que es conocido como La coma de Lucas 24:43. El antiguo manuscrito Griego del que fue traducida nuestra Biblia no incluía ningún tipo de puntuación. Por lo tanto, el uso de las comas en el pasaje en cuestión ha sido desde siempre sujeto de enfrentamientos teológicos. Mientras perecía en la colina de Golgota, nuestro señor y salvador gira su cabeza y se dirige al ladrón, indispuesto como él, en el crucifijo contiguo.

“De cierto te digo, en este día estarás conmigo en el paraíso”.

El hecho de que se le prometa a un criminal condenado la entrada al Paraíso el mismo día que su muerte da credibilidad a la postura protestante de que no hay Purgatorio. Usualmente asignado con cualidades incandescentes, el purgatorio es la noción Cristiana de un estado de intermedio entre la muerte física y la vida eterna – reservado para las almas humanas que han sido algo traviesas pero no lo suficiente para ser acreedoras de la maldición perpetua en el Infierno. Sus residentes transitorios deben ser sometidos a una excruciante purificación temporal antes de obtener la suficiente santidad para ser permitidos en el adoorable seno del Paraíso. Sin dudas, el convicto en la cruz se habría deleitado al saber que estaba siendo propulsado al Jardín del Edén. Aún así, si fuéramos a revisitar la observación del Redimidor con una coma dos palabras después:

“De cierto te digo en este día, estarás conmigo en el paraíso”.

Ahora nos encontramos en territorio católico, pues el mesías simplemente anuncia que un día se encontrarán en el paraíso – presumiblemente tras un poco envidiable viaje a través de los fuegos de la redención. Solía haber un estado intermedio similar llamadl el limbo, era la estación final para los bebés que morían antes de ser bautizados y por tanto se encontraban en el desafortunado predicamento de enfrentar el juicio del Todopoderoso sin haber sido absolvidos del pecado original. Como parte del proceso aún vigente de modernizar los decretos de dios, el Vaticano abolió el limbo de las enseñanzas católico Romanas en 2007.

– Haces un punto muy interesante sin duda. Este sería un buen ejemplo de ambigüedad no-intencionada. La Biblia no es una obra de arte, no fue escrita para animar a sus lectores a formular su propia versión de la verdad. En el ejemplo citado, el autor probablemente no se dio cuenta de que sus palabras causarían confusión en algún punto en el futuro en cuanto a las semánticas se refiere. Las cosas son algo diferentes cuando se refieren a obras artísticamente-orientadas; como parte del acercamiento lírico ya mencionado, juego con palabras en una forma que intencionalmente las deja abiertas a ser interpretadas. Mi estilo es caracterizado principalmente por mi regionalidad, aliteraciones, ambigüedad, y también por el juego de palabras en los lenguajes y sus idiosincrasias.

 

Noté que el “espíritu de la masculinidad” está listado entre los conceptos temáticos de “Turm am Hang”, un tema algo inusual en el metal de hy en día. Como un camarada residente de un país Occidental, debo considerar un verdadero campo minado el ahondar en cualquier cosa que pudiese tener algún vínculo a la pavorosa “masculinidad tóxica”.

– Estar orgulloso de exhibir cualquiera de las características masculinas clásicas se ha convertido en un asunto de corrección oplítica, la masculinidad en general está crecientemente convirtiéndose en un símbolo de décadas de opresión y mal. Los hombres empezaron guerras que hicieron morir a millones – fueron los hombres quienes inventaron la esclavitud y quienes inventaron los vehículos engulle-gasolina a detrimento de la salud de nuestro ambiente. Todo esto es cierto. ¿Pero no fueron también hombres los que inventaron los smartphones que la gente ahora usa para twitear su desagrado hacia nosotros? ¿La electricidad? ¿Las casas? ¿Toda la buena mierda que la gente da por hecha? Los hombres hicieron buenas y malas cosas a través de la historia, simplemente no hay lecciones que puedan derivar de esto.

N se describe a sí mismo como un tradicionalista, precisamente razón por la cual su música se enfoca en escenarios históricos.

– Épocas donde las características masculinas clásicas eran vistas más favorablemente; la era de las guerras, de la lucha y el combate – donde la violencia era una necesidad para sobrevivir. Aunque la masculinidad ha perdido mucho de su significado tradicional en la sociedad moderna, llegará el día en que su valor original sea reinstigado. El conflicto volverá a nuestras fronteras y costas tarde o temrano, simplemente así es como este planeta y sus habitantes funcionan. Súbitamente, encontrarás protectores temerarios y agresores en alta demanda. Las generaciones Occidentales contemporáneas nacieron en épocas pacíficas y están completamente desvinculadas de las nociones de hostilidades violentas. Yo también hago parte de esta camada y me consideraría todo menos un protector temerario, pero pienso que adoptar una mentalidad así es un buen comienzo.

La guerra y su impacto sobre el hombre común es un tema recurrente en HORN. El álbum anterior, “Feldpost”, fue basado conceptualmente en correspondencia de guerra escrita – una idea que N tuvo tras estudiar letras de soldados en la Primera Guerra Mundial escribieron a sus esposas en casa.

– Ciertas canciones en “Turm am Hang” también tratan con aquellos que básicamente se lanzan hacia la hoz de la Muerte. Este concepto tiene un gran rol en lo que el álbum trata, el trabajo entero está ambientado en un contexto barroco – épocas en que la vida era un poco más sustanciosa, por así decir. La Guerra De Los 30 Años es un tema central.

En la conocida historia humana, La Guerra De Los 30 Años cuenta con el impresionante logro de ser uno de nuestros conflictos más destructivos – una carnicería de tres décadas desarrollada en gran parte en la Alemania moderna e involucrando los mayores poderes de la época, finalmente reclamando la vida de un estimado de ocho millones. Pese a los años precediendo las escaramuzas, convencionalmente se considera que la guerra comenzó en 1619 cuando el rey de Bohemia, Ferdinand II, decidió imponer el absolutismo católico Romano a través de sus dominios. A medida que el conflicto escaló, los remanentes del Sacro Imperio Romano se vieron combatiendo con pueblos protestantes apyados por naciones anti-católicas como Suecia y los Países Bajos Unidos – estos últimos recientemente habiendo ganado independencia tras casi un siglo de ser reinados por España. Los Españoles tenían mayores preocupaciones en este punto, pues fueron arrastrados a un conflicto mayor con Francia. Las facciones en guerra contaron en gran parte en compañías mercenarias, muchas de las cuales terminaron no siendo pagadas y por lo tanto empleando la “estrategia lobo”, que disfrutó de mucha popularidad en los conflictos armados de la época; abalanzarse sobre las áreas rurales indefensas y saquear todo desde ciudades hasta granjas aisladas. Después de que la Paz de Westphalia fuera sellada en 1648, el mapa de Europa había sido completamente re-dibujado. Esto pronunció el final del antiguo sueño del imperio católico Romano, guiado en espíritu por el papa y en carne por el emperador, en lugar de ello se marcó el camino para la estructura de las naciones soberanas que ahora conocemos como Europa.

– Mis temáticas históricas usualmente me llegan por medio de la música en sí, como es el caso de “Landsknechtstrommel” – una grabación de 1963 por la orquesta Alemana vocal Botho-Lucas-Chor”. Es una colección de canciones de guerra que revela mucha de la agonía, la alegría y las actitudes de los soldados de a pie Alemanes conocidos como lansquenets. Es lo más cerca que te podrías acercar a la historia dado que la mayoría de canciones fueron escritas en la época, sin diluir por las pretensas científicas que uno encontraría en los libros de historia.

Al inspeccionar la presencia en redes sociales de N, es fácil tener la impresión de que él entretiene una especie de rutina de fitness.

– Correcto. Me enamoré de levantar pesas en 2008 y lo he hecho desde entonces. No puedo decir suficiente de lo mucho que este deporte me ayudó a través de los años. La belleza del ejercicio físico es que suele mejorar múltiples aspectos de la vida simultáneamente. Levantar pesas me ha ayudado a través de los tiempos difíciles cuando me sentía mal. Tomar orgullo de las recompensas del sudor, las articulaciones agonizantes y los huesos rotos equivale a confianza – algo que imagino que suena bien para tdos. El ejercicio físico es la clave; si te sientes mal y acabado, sal al puto jardín, coge el tronco más pesado que encuentres, levántalo por encima de tus hombros y grita al tope de tus pulmones y luego vuelve a casa y cómete un buey entero. Repite todos los días.

N agrega que aparte de combatir con la lucha mental, estar en forma física es un buen antidoto a la situación tan común en la que él y yo pasamos mucho de nuestro tiempo.

– Sentado sobre tu culo, escribiendo… Y luego seguir inmóvil después de tus horas de trabajo, mientras te llenas la boca de patatas fritas grasosas – esto mata tu testosterona y tus ganas de hacer cosas útiles en la vida. Una falta de logros entonces te llevará a considerarte un perdedor… Y auto-identificarse como alguien que falla te dificultará lograr las cosas. Es un ciclo vicioso y el ejercicio es la navaja que cortará tus ataduras.

Él observa que dado que tenemos el mismo ADN que los humanos de la Edad de Piedra, discutiblemente el humano no nació para sentarse en una silla todo el día.

– De los grupos de cacería a levantarte de vez en cuando por snacks en una máquina expendedora en el pasillo. Sin duda, hay una definitiva necesidad para compensar por la falta de la actividad para la que estábamos programados. Suelo contrariarme cuando noo puedo hacer ejercicio. Volver a casa tras una sesión de ejercicio pesada me otorga la máxima felicidad – estar tirado en el sofá haciendo nada es mucho más gratificante cuando has trabajado hasta la exhaustión antes. Estar en forma es algo que considero uno de los cuatro puntos clave de mi vida diaria; atleticismo de fuerza, lingüística, música y socializar.