Loading...
Menu
Ván Records

Ván Records

Por Niklas Göransson
Traducido por Ulises Lombana

La disquera alemana Ván Records aspira a la excelencia musical por medio de la autenticidad artística – el fundador y manager Sven Dinninghof nos comparte sus impresiones y experiencias tras 25 años de férrea dedicación al metal underground.

Ván es una disquera para música genuina, oscura, y valuable; sin tiempo y no regida por modas, hype, o tendencias. El apodo “Acherontic Audio Art” que usamos es más en un sentido metafórico.

Ván Records fue fundada en 2004 y se convirtió en una operación de tiempo completo para su dueño, Sven Dinninghof, cuatro años después. Actuando como catalizador para esta aventura estaban las nuevas promesas musicales de su ex-compañero de banda Alexander Meilenwald, con quien tocó en la banda de black metal alemana NAGELFAR.

– Incluso antes de que NAGELFAR se separase, Alex siempre componía y experimentaba con música y sonidos. El dem de 2003 (“The Furious Waves Of Damnation”) que hizo con su nuevo proyecto solista, THE RUINS OF BEVERAST, jamás tuvo un lanzamiento propio y fue sólo compartido entre camaradas. Una vez se acercó a mí con la cinta de “Unlock The Shrine” (debut de TROB), mi opinión era que necesitaba de un lanzamiento apropiado – esparcido más allá de nuestro círculo de caramadería local. Tras ciertas “extrañas” experiencias que tuvimos con compañías de álbums con NAGELFAR, Alex dijo que la única manera en que sería lanzado era si él podía encontrar la disquera correcta, y así fue.

Sin mencionar nombres, ¿podrías mencionar más sobre esos problemas?

– Nah, sólo tuvimos buenas y malas experiencias, y expectativas que quizás no podían ser llenadas siempre. Pero este es un tema del que Alex te podría hablar más, yo dejé NAGELFAR antes que las cosas se complicaran en ese aspecto. Debe ser dicho, estábamos súper-felices y agradecidos por todo el trabajo que Andrea Lacher hizo con Kettenhund Records. Eran vínculos muy fuertes de visiones y camaradería – Andreas se convirtió en un verdadero amigo cercano, con muchas visitas mútuas y vacaciones hasta que fue emboscado y apuñalado hasta la muerte.

En Enero de 2002, Andreas Lacher fue asesinado por un extraño tras chocarse accidentalmente contra él en un club nocturno antes en la misma noche.

– Al operar una disquera, creo que la comunicación es la clave – el sentido que estás en la misma frecuencia con los artistas en términos de expectativas y visiones. Simpatía mútua. Pero claro, no puedo asegurar nada – sólo intento no desperdiciar demasiada energía y esfuerzos y pensamientos en las cosas equivocadas. Quiero ser un equipo con las bandas que me gustan, crear juntos contrario a simplemente trabajar en paralelo. Debería ser mano a mano, entretejido, al menos en el mejor escenario posible. Pero sí, dudo que sea fácil lidiar con Ván; visiones extrañas, emociones, dedicación muy personal… Sin duda, nada de ello hace sobrevivir en la industria musical más fácil. Ni para nosotros ni para la gente con la que tratamos, supongo.

Debo decir que fue una molestia investigar para este artículo, no hay ni entrevistas ni una biografía de la disquera. Cuando me aproximé a Sven con la intención de escribir una crónica, no brincó de la emoción precisamente.

Ván está demasiado entretejida conmigo personalmente y no estoy particularmente interesado en compartir mis ideas y visiones personales al público general. Tengo opiniones fuertes y no me molesta compartirlas o anunciarlas, pero sólo cara-a-cara y cuando es necesario – no para el entretenimiento o para satisfacer la curiosidad de los extraños. Y claro, mi punto de vista está en constante cambio y evolucionando junto a experiencias y sabiduría. Además, sólo pocas personas leen con cuidado y toman las circunstancias relevantes a considerar; la mayoría sólo usará partes fuera de contexto o su propia interpretación para molestarme con ello después… Inútil.

 

La primera vez que recuerdo haber sabido de la existencia de Ván Records fue al encontrarme con un anuncio que compartieron tras una controversia en 2012 involucrando a una de sus bandas contratadas: THE DEVIL’S BLOOD. El guitarrista Selim Lemouchi había sido atrapado en cámara golpeando a un objetante disruptivo, lo que algunos encontraron bastante molesto. La declaración de Ván mencionaba que muchos grupos mediáticos les pidieron comentar al respecto, razón por la cual ahora querían dejar el asunto claro por medio de expresar su total apoyo por Lemouchi y la manera en que él remedió la situación.

– La simpatía y una vista de la vida en general es obligatoria para que coopere con alguien en una banda, y con THE DEVIL’S BLOOD tenemos lazos muy fuertes y persnales; una amistad muy cercana e íntima. Los acompañé a muchos conciertos y fueron molestados muchas veces… Gente lanzando vasos, asaltando y todas esas cosas. Era común en los festivales con audiencias mixtas, siempre intentábamos acompañar a esos individuos a la salida lo más pronto posible. Claro que no todos apreciaban esto pero creo que era una buena forma de mantener la atmósfera lo más apropiada posible para las personas que iban a divertirse y a unirse – no a interrumpir. Pero yo no estaba en ese concierto en particular…

Si recuerdo la historia bien, algún cretino borracho que no creía que THE DEVIL’S BLOOD pertenecía a un festival de metal intencionalmente buscó la primera fila para acosar a la banda. Cuando sus objeciones fueron consideradas subsecuentemente por medio fuertes concusiones, se escabulló lloriqueando a las autoridades en busca de presentar cargos.

– Sí, según sé así fue. No sé sobre su motivación específica y para ser honesto no me interesa. Otros ya habían reportado al tipo con el personal de seguridad, era un dolor en el culo para muchos en la audiencia, pero obviamente llegó a la primera fila sin problemas cuando empezó a asaltar a Farida (Lemouchi, vocales). Este siempre era el límite. Sin duda ella se podría defender en cualquier forma verbal y no verbal, pero ahí estaba Selim siendo el hermano que esperarías. Muy natural en mi opinión.

Sven agrega que le es un completo misterio el por qué este incidente causó tanto interés y atención.

– Tuvimos discusiones mucho más fieras e intensas en otros conciertos, y cosas así pasan cada fin de semana en conciertos de metal y en fiestas. Quizás por la evidencia en vídeo o sólo estuvo a “buen” tiempo en las redes sociales, junto a la fascinación general por los chismes de los “Abfallmenschen”. Este parece ser el nuevo hobby de moda, lamentaciones y quejas en lugar de dedicar tiempo y esfuerzo a temas que la gente busca apoyar y que aprecian. No sólo en cuanto a esta clase de cosas sino en general, los lujosos problemas de una sociedad saturada.

En Marzo de 2014, Selim Lemouchi acabó con su vida.

– Él fue un amigo cercano así que su muerte llevó a muchas penas personales. Aún lo extraño mucho – nuestras conversaciones, su apartamento con esa atmósfera especial, las noches en las que tocaba y cantaba mientras bebíamos. Selim compartía y le gustaba hacerlo. Y, claro, también hubo tiempos y ocasiones en las que estaba enfermo de los inapropiados epitafios que otras persnas ponían sobre él basados en impresiones superficiales, en el mejor de los casos basados en rumores por las redes sociales. Pero por otro lado, él no era sólo un amigo sino también un artista y ese es un lado con el que tienes que lidiar también, desafortunadamente. Lo recuerdo como una persona buena, honorable, auténtica, graciosa y sociable. Como un hijo, hermano y tío. Ah sí, y rompió los corazones de muchas mujeres, creo… ¡Jaja!

 

El roster de Ván no está interconectado por estilos de música tanto como está conectado por la atmósfera y las emociones. Leí que típicamente reciben de 20 a 30 demos cada semana, separar el oro de la basura debe ser una pesadilla. Especialmente teniendo en cuenta la mayoría de artistas en la disquera tienen música a la que hay que dedicar mucha atención para absorber propiamente.

– Sí, esto es molesto en niveles múltiples. Es imposible escucharlos todos, por mis nervios y por el tiempo. Obviamente amo la música y explorar nuevas bandas pero la mayoría simplemente no me gustan y es una molestia escucharlas todas. Sólo unos cuantos parecen pensar a qué disquera le envían su música. Algunos demos están muy, muy bien hechos pero no encajan con Ván del todo. Junto al audio – una simpatía general es muy importante, al igual que los gustos mútuos en la estética.

Sven añade que tratar con black metal es extra complicado, dado que es el género del que él viene.

– El black metal es algo que tomé muy en serio mientras crecía, quizás muy en serio, pensándolo en retrospectiva. Aún es una parte importante de mi vida, aunque no hasta el punto de la mayoría de estándares modernos estereotípicos. Soy consciente de su trasfondo siempre-cambiante, y de cómo el punto de vista y la filosofía no es especialmente prominente ahora. O al menos son distintos a los míos.

¿Ha sido un factor importante en moldear tu carácter?

– No, no creo que el black metal tuviera un rol en formar mi persona… Me sentí atraido a este asunto porque encajaba con mi carácter y mentalidad en más dimensiones que otros, y por supuesto disfrutaba la música y su atmósfera. No era muy metalero hasta comienzos de los noventas, pero siempre me gustó la música oscura. Fue una gran experiencia finalmente conocer gente con ideas similares, un ejemplo siendo el Fuck Christ Tour (BLASPHEMY, ROTTING CHRIST, e IMMORTAL) en 1993, que también fue mi primer concierto de black metal. Y si recuerdo correctamente – ahí fue cuando mi camino cruzó con el de Zingultus; quien después se convertiría en el vocalista de NAGELFAR.

Sven señala que en ese entonces, cuando la comunicación con el resto del mundo del metal estaba restringida a las cartas y las revistas, las escenas locales eran más o menos islas de black metal autónomas con aproximaciones, puntos de vista y filosofías completamente únicas.

– Definitivamente fue independiente con las visiones originales que solían ser prevalentes localmente, pero esto tiene sentido. Claro, había muchos más en Alemania y más allá de eso teníamos un buen contacto y no conocimos. En el pueblo en que nací, Aachen, teníamos una escena etructurada y organizada en ese entonces – el Wód Ván.

¿Era una especie de hermandad de metal local?

– Así es, empezó así – con un trasfondo, reglas e ideas muy serias. Los miembros incluso tenían que firmar un “contrato”. Teníamos una escena de black metal bastante fuerte a mediados de los noventas. Con el paso del tiempo, se convirtió en una camaradería con muchos músicos y proyectos entre ellos. Con muy pocas excepciones, estaba ligado a la región de Aachen. Incluso hubo lanzamientos bajo el mismo estandarte, grabaciones distribuidas dentro del círculo.

Sven agrega que junto a NAGELFAR y THE RUINS OF BEVERAST, otras bandas de Wód Ván que quizás suenen familiares para algunos son DESECRATION, HEEMAT, KERMANIA, TRUPPENSTURM, WINDVER, ABUSUS, GRAUPEL, y VERDUNKELN.

– Después, tuvimos una página web presentando a las bandas e incluso producimos una revista llamada Westwall. También organizamos muchos viajes mútuos y demás, todo lo que puedas imaginar que sea estándar entre amigos. Aún espero realizar una noche de Wód Ván en que los músicos restantes compartan un escenario y transicionen entre canciones de todos esos proyectos… Pero es difícil lograrlo y aunque una vez pensé que esto estaba por manifestarse, todo falló. En lugar de ello, lo hicimos nuestro primer Acherontic Arts Festival.

 

Alguien que conozco solía trabajar para la rama sueca de una gran disquera alemana. Ella me dijo que la oficina principal se enfurecía por completo si sus álbums recibían reseñas subestándares en Sweden Rock Magazine, la publicación de metal más reconocida en el país, y demandaban saber cómo podía ser posible después de toda la publicidad que habían puesto en la publicación en cuestión. Mi amiga tuvo que explicarles que así es como se hacen las cosas en Suecia. A juzgar por su sorpresa, ella tuvo la impresión de que ese no suele ser el caso en Alemania.

– Hay algunas revistas alemanas que operan de eta forma, es posible que acuerdes una página completa y termines en el fondo de los sondeos y nunca recibas historias ni artículos. Hay dependientes e independientes… Cuando se trata de Ván honestamente no me imorta mucho. A duras enas leo y no archivo ni analizo las reseñas. Okay, si un amigo me envía alguna especial – graciosa o seria – entonces lo hago claro, pero ese no es el estándar. No tengo interés genuino en invertir mi energía en la opinión de otras personas, si no son muy cercanas a mí. Claro que estoy muy agradecido por todo el apoyo e interés en nuestros lanzamientos pero no es algo que busque activamente.

¿Qué opinas en general sobre la prensa de metal contemporánea?

– No puedo decir nada serio al respecto. No la sigo activamente pero aún amo leer revistas de papel duro, y algunas páginas sin duda son interesantes pero aún debo averiguar cómo seguirlas o recibir notificaciones si algo nuevo es publicado. No me interesa revisar activamente si hay algo nuevo cada semana, mes o siglo – sino prefiero las suscripciones a las ediciones completas, o encontrarme con ellas por accidente o recomendación. Cualquier información que me pueda ser relevante no es tiempo-sensible y no tienen que ser primicias.

En el caso de Bardo Methodology, sólo hay que dirijirse a la caja de “notificaciones de nuevo contenido” en el fondo de esta página para er alertados por email cuando un nuevo artículo se manifieste. Tras hablar con varios promotores de festivales alemanes, he tenido la impresión que la horda de blogs y revistas de internet buscando por pases de prensa, acceso-VIP, y mierda gratis en general es un substancial dolor en el culo. Imagino que las disqueras son igual de asediadas orp el mismo fenómeno.

– Muy cierto, las solicitudes por espacios en las listas de invitados y las copias promocionales son infinitas. Ninguno de ellos parece poder reseñar una copia digital, pero la mayoría escribe para revistas digitales… Mmm. Cuando se trata de listas de invistados, creo que debería ser una decisión unilateral. Si quiero invitar a un invitado, entonces enviaré una invitación en lugar de esperar a que el individuo aplique por ella. La gente que no etá dispuesta a gastar un par de euros para ver a una banda no son bienvenidos de todos modos. Finalmente, los asistentes que sí pagaron por acceder al evento tienen que financiar a los aprovechadores también así que entre más personas que paguen mejor – mejor para los visitantes, bandas, y promotores.

¿Hay algo que debamos anticipar de Ván Records?

– Dudo que haya muchas sorpresas… Seguiremos lanzando música oscura y siniestra, principalmente black metal pero claro que seguiremos abiertos a todos los géneros. Espero que crucemos caminos con bandas, proyectos e individuos interesantes que nos puedan ayudar a ampliar nuestros horizontes, para nunca ser repetitivos. Espero que continuemos también con nuestras actividades en vivo bajo el estandarte de ACherontic Arts, como los festivales, conciertos, y tours. Especialmente con el tour nightliner – THE RUINS OF BEVERAST, KING DUDE, DOLCH, CARONTE – y el tour minibus con SORTILEGIA, SINMARA, ALMYRKVI fueron experiencias muy interesantes y desafiantes. El tiempo decidirá, y tenemos el suficiente entusiasmo para manejar uno que otro imprevisto y desafiar el riesgo en lugar de seguir caminos y reglas preestablecidos.