Loading...
Menu
Altar of Perversion

Altar of Perversion

Por Niklas Göransson
Traducido por Ulises Lombana

Sintonizados a las esferas celestiales e imbuidos por lo siniestro – tras trece años en elaboración, el duo italiano de black metal Altar Of Perversion ha invocado “Intra Naos”. El miembro fundador Calus discute el Camino Numinoso del arte y de la vida.

“Intra Naos” se aproxima, por fin. La principal razón por la espera fue que pasé por unos tiempos difíciles desde 2004 en adelante. Por un largo tiempo tuve que priorizar varios asuntos personales sobre todo lo relacionado a ALTAR OF PERVERSION. Aún así, la idea de abandonar la banda jamás cruzó mi mente. Entonces, cuando por fin estábamos listos para resumir nuestro trabajo en el material – lo que fue alrededor de 2007 y 2009 – surgieron problemas con la banda.

El bajista de la época y el segundo guitarrista que estaban ensayando en ese entonces comenzaron a demostrar señales de falta de interés y dedicación. Por tanto, tras haber desperdiciado mucho tiempo, se tomó la decisión de sólo proceder con Calus y el baterista Laran.

– El trabajo serio no se reanudó hasta 2011 – que fue cuando comenzamos a cavar aún más profundo hacia nuestra música, buscando desenterrar todo lo que yacía escondido bajo las estructuras iniciales y en nuestra inspiración. Empecé a trabajar en completar las canciones, esfuerzo que terminó alargándose considerablemente.

Bastante literal; las seis canciones poseen una duración entre 15 y 24 minutos y en conjunto resultan en casi dos horas. Calus dice que trabajar en composiciones tan largas como un dúo probó ser particularmente desafiante y alargó el proceso aún más.

– Esto casi arruinó el álbum en varias ocasiones, cuando prematuramente lo consideramos listo para ser grabado. La última vez fue alrededor de 2012, creo. Después de eso se hizo claro a nosotros en términos inciertos que había aún más profundidades que explorar. Esta revelación resultó en mucho trabajo adicional e inspiración durante los tres años restantes antes de que “Intra Naos” fuese completado. Sinceramente creo que es un gran álbum – la música resultó precisamente como la queríamos, y contiene todas las propiedades esotéricas requeridas.

Calus mencionó que “Intra Naos” fue grabado en sintonía con 432 hertz – una frecuencia de audio con supuestos poderes que ha sido sujeto de debate en la comunidad musical por mucho tiempo. Los hertz es como podemos medir olas de frecuencia de luz, radio, sonido, y otros fenómenos, y se refiere al número de ocasiones por segundo en que el ciclo completo de una vibración ocurre. Dos milenios y medio antes de que el físico alemán del siglo XIX Heinrich Hertz probara la existencia de las ondas electromagnéticas y subsecuentemente inmortalizara su apellido en la medida de estas, el filósofo y matemático griego Pitágoras De Samos descubrió que el largo de una cuerda tiene una proporcionalidad inversa con el tono musical de sus notas musicales. Después decodificó el misticismo matemático de la música, demostrando cómo los intervalos entre las frecuencias harmoniosas audiales forman relaciones numéricas. En la antigua Hellas, la calibración de notas era administrada en la fase de construcción del instrumento por medio de aplicar matemáticas básicas y por el grosor de las cuerdas y los tubos. El empresario interdisciplinario helénico también desarrolló Musica universalis, o Harmonía de las Esferas, una escuela de pensamiento que esposa que las raciones matemáticas de los intervalos musicales reflejan las distancias, tamaños, e incluso órbitas de los planetas en nuestro sistema solar. Cuando este concepto es aplicado a la entonación musical, produce una frecuencia audial de 432 Hz. Una orquesta en vivo entona sus instrumentos a base de lo que es llamado tono de concierto, refiriéndose a la nota A sobre la C media. La entonces llamada Entonación Pitagórica en A432, se cree, fue usada ampliamente por los músicos occidentales hasta comienzos del siglo XVI, también se cree que instrumentos arcaicos desenterrados de origen egipcio, griego y también tazones de canto tibetanos fueron diseñados para 432 Hz. También sabemos indudablemente que este fue el caso con los violines Stradivarius del siglo XVII. Aún así, por el último siglo aproximadamente, el estándar internacional inoficial de afinación de tonos es 440 Hz, un cambio alrededor del cual abundan teorías de conspiración. El 440 es ahora usado como referencia para el equipo acústico contemporáneo y la afinación de instrumentos clásicos tales como los pianos, órganos, e instrumentos de cuerda.

– He estado profundamente interesado en el concepto de os 432 Hz desde que leí al respecto hace muchos años. Dejando de lado toda la basura moralista de Nueva Era, creo que este tema es digno de atención. Las muchas sincronicidades sobre el poder y naturaleza de esta frecuencia difícilmente podrían ser coincidencia. Están las relaciones con Egipto, Tibet, la Geometría Sagrada, y – lo que creo que fue lo que inspiró a tales culturas – la encuentras en todos lados en la naturaleza; sea en el zumbido de las abejas, en las vibraciones de las plantas, en la resonancia del trasfondo del cosmos, la frecuencia de la Tierra, el ADN humano, etcétera. También, parece ser que la mayoría de compositores clásicos crearon su música tras la afinación Pitagórica.

No sé lo suficiente sobre teoría musical para exhibir alguna conclusión personal significativa, y mis algo diligentes intentos de comprobación de hechos resultaron algo inconclusos. Aunque hay pretensiones de fuentes creíbles en ambos lados del argumento, innegablemente hay un puñado de correlaciones remarcables perteneciendo a la frecuencia en cuestión – sin mencionar el número en sí. Finalmente, juzgando por los hechos disponibles, supongo que se reduce a qué se está dispuesto a reducir a coincidencia. Tomando un ejemplo nórdico, lo siguiente es un fragmento del Edda Poético:

Quinientas puertas y cuarenta
creo que hay en Valhall
ochocientos Einheriar han de pasar por una sola puerta
cuando marchen a luchar contra el lobo

540 puertas y cada una produce ochocientos einherjar para enfrentar la Era del Lobo – eso sería 432,000. Que coincidencialmente resulta ser el “número del eón” en la antigua Sumeria y Babilonia; finalizando una era y comenzando otra, la proverbial alba de un nuevo día. Rg Veda, los textos sagrados de la espiritualidad veda y el trabajo escrito más antiguo conocido en el mundo, contiene exactamente 432,000 sílabas. El número también es la cantidad de años en Kali Yuga – la etapa final de Mahayuga, el gran ciclo de eras que en sí tiene una duración de 4,320,000 años. Cada periodo de 12 horas de día y noche consiste de 43,200 segundos. Hay numerosos ejemplos más – desde templos antiguos en India e Indonesia poseyendo 432 estatuas de Buda, hasta la marca de golf Wilson determinando que una pelota de golf con 432 hoyuelos viaja más lejos que cualquier otra variación. Los proponentes de la afinación Pitagórica creen que es matemáticamente consistente con el universo, y por tanto en perfecta sintonía con el cuerpo y mente humana.

– Pensé que si había algo de verdad en esto, debía ser un método útil para alguien que quiere que su música encontré una resonancia con lo siniestro y numinoso en la naturaleza – una buena forma de alcanzar a los dioses a través del sonido, por así decirlo, y ese fue el propósito en el álbum. Hay mucho debate sobre si esto es verdad o un mito, qué datos son correctos; científicos, espirituales… Lo que sea, eso no me importa. Lo intenté e inmediatamente sentí que las canciones tenían más espacio para respirar.

La razón por la cual la afinación Pitagórica supuestamente suena más placentera al oído es que está basada en un ciclo de quintas partes perfectas, que son el intervalo musical que corresponde da un par de tonos con una proporción de frecuencia de 3:2. No tengo idea de lo que eso significa. Aún así, ha habido estudios que demuestran que las frecuencias en tonos diferentes tienen características inherentes que interactúan únicamente con los humanos. La investigadora de música Maria Renold condujo una serie de experimentos aurales en más de 2000 personas en varios países a lo largo de veinte años. Ella sometía a los voluntarios a sonidos afinados en A440 o A432 – con notas en orden variante y transportadas a través de diferentes instrumentos, en un intento de neutralizar el prejuicio preferencial. Los resultados fueron bastante remarcables, ella encontró que alrededor del 90% favoreció la variedad Pitagórica, usando términos como “correcto, completo, placentero, radiante, pacífico, harmonioso”. La frecuencia de 440 Hz fue igualmente polarizadora, usualmente resultando en retroalimentación entre las líneas de “irritante, desagradable, agresivo, propensa a estresar y poner nervioso”. Calus llevó a cabo algo de experimentación por su parte, aunque sin duda en una escala algo más humilde.

– Interpreté lo que es llamado el canto de Aktlal Maka, el aspecto de luz de la Diosa, que se supone que sea cantado en la cercanía de un torrente mientras se afina la voz de acuerdo a la frecuencia del agua. Lo grabé y encontré que estaba bien afinado con mi guitarra a 432 Hz. Un resultado interesante, aunque es posible que haya habido alguna coincidencia. Debería intentarlo de nuevo.

 

El Calus de hoy se ha deshecho de términos como “maldad”. He intentado un número de veces preguntar a varios artistas que proclaman tener una afinidad con la oscuridad y el fuego infernal cómo se definirían personalmente teniendo esto en cuenta, y qué propósito sirve esto. Ni una sola vez alguien ha sido capaz de explicar esto al más mínimo nivel de satisfacción.

– Ese es el problema, no puede haber una explicación que tenga sentido – simplemente porque el “mal” no es más que otro constructo humano sin significado alguno y sin ninguna contraparte real en la naturaleza. Es un concepto artificial creado por los humanos para justificar su propia cultura, religión, o ideología como la virtuosa, y proclamar su contraparte como “mala” por defecto. NO sé de ninguna escuela de pensamiento religioso a lo largo de la historia que jamás haya pretendido actuar en el nombre del mal. Incluso las prácticas aparentemente oscuras y anti-sociales como las de los Aghori o los aspectos más oscuros de varios cultos europeos de misterio y pruebas de iniciación – ninguno de ellos existió para representar el mal o para el apaciguamiento y adoración de dioses malévolos.

Calus dice que más bien fue el caso de buscar explorar, entender, y crecer a través de la oscuridad – por encima de todo, trascender los miedos que esta impone en los humanos.

– Los conceptos morales del mal fueron introducidos a la mente humana y esparcidos a lo largo de culturas por todo el mundo a manos de las tres religiones monoteístas del Medio Oriente. Lo que es triste es que tanto el black metal como la mayoría de Satanistas modernos aceptan y se adhieren a esta versión de la realidad, creyendo que el “mal” es oponerse a estas religiones cuando en realidad no logra nada más que reforzar su distorsionada visión del mundo.

¿Puedes dar un ejemplo?

– Consideremos lo estúpido que es creer que las brujas eran “malas” y sirvientes del Diablo, o que una cabra puede ser una encarnación de una deidad oscura. Además, la noción de que la noche, los bosques, y la oscuridad son “malos” es risible por decir poco. Sólo porque los humanos temen a ciertas cosas no las hace malas. Que ellos se escondan en significados arquetípicos y primitivos, simbolismo y energías es una discusión aparte. La naturaleza sólo es, no se adhiere a ninguno de tus códigos morales ni le conciernen las agendas humanas. Los Satanistas que aceptan tal ridiculez probablemente estén demasiado urbanizados y lavados del cerebro.

Calus agrega que estas conclusiones son el resultado de una intensa introspección, yaciendo del crepúsculo de su una vez pasional fascinación por, o dedicación por, este tema en particular.

– En cierto punto me empecé a preguntar qué era realmente el mal y por qué sería aplicable a mí. Investigué y contemplé, intentando hacer sentido de todo esto. La Orden de los Nueve Ángulos me otorgó algo de información interesante también, como es usual, al reportar que la palabra “mal” deriva de “ubils” en Inglés Antiguo, que significa algo como “más allá” – el caminar más allá de los límites. Esto tiene mucho más sentido. Entendí que mi búsqueda espiritual y esotérica no era mala, pese a que incluye exploración de la oscuridad.

También se alivió al encontrar cómo su profunda repulsión por la humanidad no tenía nada que ver con moralidades dualísticas, sino que está basada en hechos sólidos y observación.

– A medida que mi aprendizaje y entendimiento aceleraron, esto fue confirmado como cierto. Que la persona promedio considere esto como moralmente reprensible es un tema totalmente aparte. Si hubiese algo que aceptaría como mal en una base ética, sólo sería la estupidez, inmovilidad mental e inutilidad general del humano promedio.

La parálisis de sueño es un tema usualmente discutido en Bardo Methodology. He notado con fascinación que un sorprendente número de mis entrevistados inclinados a lo arcano reportan instancias de este fenómeno, usualmente en su infancia, y por tanto dando lugar la chispa por su interés en el “otro lado”. He hecho un hábito, pues, conversar sobre el tema con los esotéricamente enamorados. Aquellos que sufren de la aflicción se levantan tras dormir y se encuentran completamente inmóviles pero totalmente conscientes – usualmente en la presencia, a veces incluso atacados, por entidades aparentemente malévolas que se hacen notadas por medio de la vista, contacto físico, o por ser escuchadas. Se cree que las leyendas mitológicas como La Vieja Bruja, son interpretaciones folclóricas de este fenómeno.

– Desde mi infancia he experimentado la parálisis de sueño en numerosas ocasiones, y continúa a día de hoy. Podría ser lo que por primera vez me convenció de que existía algo más allá de nuestro plano de existencia; fuerzas con las que podemos interactuar. Al principio, la experiencia fue absolutamente aterradora porque estaba completamente indefenso, estando paralizado cuando ocurrió. Pero, con el tiempo he aprendido a permanecer calmado y enfocado y básicamente observar lo que está pasando. Si esto realmente fuera algo dañino, seguramente me habría afectado hace mucho tiempo, considerando el número de veces que he pasado por ello. Con el tiempo, se hizo bastante fascinante y de alguna forma incluso placentero.

De todas las personas con las que he hablado de esto, sólo Phil Kusabs de VASSAFOR encontró la parálisis de sueño remotamente “placentera”. Lo interesante es que, al igual que Calus, Kusabs también se encuentra espiritualmente interesado en el sistema ONA (Orden de los Nueve Ángulos).

– Siempre hay una presencia, a veces puedo ver una o más “figuras de sombra” balanceándose sobre mí, y escucho sonidos de zumbido. Otras ocasiones, sólo hay sonido. Recuerdo la primera vez que caí en cuenta de una presencia, fue durante una tormenta y súbitamente hubo un tipo de distorsión chasqueante – como una comunicación por radio con interferencia – y una figura blancuzca apareció. Tiempo después, me avasalló leer cómo Robert Graves en su libro La Diosa Blanca describió esto más o menos exactamente como una de las formas en que la Diosa Madre se manifiesta.

La Diosa Blanca: Una gramática histórica del mito poético por Robert Graves, primero publicado en 1948, explora los vínculos entre el arte lingüística, la psicología humana, y la mitología. Su autor argumenta que la poesía verdadera es canalizada cuando el poeta establece un vínculo con la “Diosa Blanca del Nacimiento, Amor y la Muerte”, una deidad que él sugiere, se ha manifestado bajo un número de diferentes nombres y formas a lo largo de la espiritualidad europea pre-cristiana. Interesantemente, este zumbido audible usualmente es asociado con la activación de DMT, una substancia psicodélica altamente potente encontrada tanto fuera como dentro del cuerpo humano. El principal experto de este enigmático compuesto en el mundo, el Dr. Rick Strassman, ha mencionado que muchas personas que sufren de parálisis de sueño le han descrito y reportado efectos sensoriales de remarcable similitud a los del DMT.

– Sea lo que es, sin duda es bastante oscuro, misterioso, e infinitamente difícil de entender. También me recuerda a un libro sobre Dionisio por Károly Kerényi, donde es reportado en la Creta primitiva, una comunicación con entidades espirituales y dioses, al igual que cualquier clase de epifanía y contacto con lo numinoso, sucedió naturalmente sin rituales ni plantas enteógenas. Una parte de esta habilidad obviamente sigue ahí, aunque ahora latente, y la supuesta parálisis de sueño puede ser una manera en que esta aún funciona. Debo admitir que no soy particularmente afín por ese término – aunque tu cuerpo siga dormido, tú ciertamente no lo estás.

  • Kris McDermott

    If you ever read this Calus, Congratulations on this significant achievement. ISS

  • The sound is deep and amazing