Loading...
Menu
Coscradh

Coscradh

Por Niklas Göransson
Traducido por Ulises Lombana

Irish black/death metal band Coscradh have no need for infernal fantasies, opting instead to explore the harsh reality of their nation’s history. Guitarist Ciarán Ó Críodáin speaks of the threefold ritual death and calls for a return to barbarism.

Of Death and Delirium by Coscradh

La banda irlandesa de black/death metal Coscradh no tiene necesidad de perseguir fantasías infernales, optando en lugar de ello por explorar la cruda realidad de la historia de su nación. El guitarrista Ciarán Ó Críodáin habla sobre la muerte ritual tri-angular y llama por un retorno a la barbarie.

– Entré en contacto con John (guitarras) en 2014, previamente nos habíamos conocido en Warzone Centre en Belfast y nos encontramos igualmente aburridos por las bandas de punk locales, al igual que encontramos que estábamos en la misma página musicalmente hablando. Ninguno de nosotros tenía mucha experiencia de estar en una banda previamente, y sin ningún tipo de ambición en mente más allá de crear un demo, pasamos largas noches a través del año bebiendo grandes cantidades, escuchando álbums y escribiendo líneas de guitarra y arreglos vocales. Finalmente nos convertimos en una banda “real” al encontrar a nustro baterista, Karl, a comienzos de 2015. Para hacerle justicia a la vasta técnica y experiencia que él trajo consigo, las canciones fueron re-arregladas y la dinámica cambió de nuestra cruda intención de grabar con una grabadora de cuatro pistas estilo DIY, al contenido propiamente audible como pueden escuchar en el demo ya mencionado.

Ciarán dice que cuando comenzaron, su idea era crear un black/death metal lunático, violento y primitivo con una mezcla de energéticas influencias doom influenciados por tales como ROOT, TÖRR, MYSTIFIER, SLAYER, GOATLORD, RIDE FOR REVENGE, VOMITOR, HELLHAMMER y CULTES DES GHOULES.

– Lo que no queríamos hacer era ser otra banda más en el existente océano de bandas de black/death metal que suenan todas iguales y se basan alrededor de una oscuridad forzada o de fantasía satánica. Sentimos que había suficiente barbarie profunda y locura violenta en la historia de Irlanda a la que dedicar nuestra música y nuestras letras. Para separarnos de las otras bandas irlandesas que escriben sobre herencia nacional, en las letras no me enfoco en la mitología, la historia reciente, o la política. Aunque obviamente se puede apreciar que algunos mitos y leyendas son introducidos en la historia real con líneas comúnmente borrosas, las letras intentan surgir de un lugar de brutal realidad.

Tras mucha deliberación, eligieron el nombre COSCRADH.

– Encontrado en los Anales de Ulster, es una palabra en irlandés antiguo describiendo el resultado de una batalla que culmina en masacre – una matanza o triunfo de una barbárica victoria unilateral, contrario a otros resultados como derrota retirada. También ha sido usada para el acto de cortar y desmembrar. Violenta y directa al grano, una apropiada encarnación de las letras proyectadas en contenido y sonido: muerte perpetua.

 

“Buried”, “Lynch”, y “Drowned” – la primera trilogía de ataques del demo homónimo de 2016 – cada una significa un aspecto de la muerte ritual tri-angular empleada por los druidas de la antigua Irlanda en llevar a cabo el sacrificio humano. El demo concluye con la canción “Coscarṫaċ”, que airea los sentimientos de re-introducir estas prácticas a tiempos contemporáneos.

“Coscarṫaċ” fue escrita como un deseo de regresar la Irlanda moderna a tiempos más barbáricos, sea los 1700’s o los 3000 a.C; amalgama las otras tres canciones un metafórico regreso de lobo y serpiente. Ilustra el absoluto disgusto de los druidas que resucitaban de sus lugares de entierro y al ver la tierra profanada y sus habitantes actuales – trata de cómo derrocan los tiempos modernos con una barbárica maldición de anti-civilización.

¿Y cuál sería el lado positivo de este colapso social – crees que prosperarías en La Carretera?

– Claro – ¡comer a los débiles! De hecho, La Carretera es uno de mis libros y películas favoritas. No estoy seguro de si las letras que te envié van por ese camino o si tu mención es sólo una coincidencia porque quizás tenga una especie de efecto subconsciente en la canción.

El libro de Cormac McCarth en cuestión es probablemente la representación post-apocalíptica más creíble que he leído, así que eso es lo primero que me vino a la mente.

– Incluso para una isla tan rica en cultura y con una historia tan única, larga y oscura, ahora estamos cuatro minutos detrás de Estados Unidos en todo. Los jóvenes no tienen interés en saber de dónde vienen. Probablemente sea igual con todas las generalizaciones, pero está huyendo de nosotros exponencialmente con la globalización. Las creencias antiguas están enraizadas en la gente rural y el interés en las historias antiguas y supersticiones no están siendo compartidas con las generaciones jóvenes. Claro, en la era moderna hay puntos positivos sobre nacer en un país cuyo idioma oficial sea el inglés – pero pese a que Irlanda tenga una fuerte herencia en la música, literatura, poesía, y deporte – haber perdido nuestro lenguaje por las plantaciones de nuestro querido vecino nos dejó sin barrera ni defensa y somos las primeras víctimas de esta uniformidad sin cultura entre los miembros Occidentales y el antiguo imperio Británico.

Ciarán dice que a medida que las generaciones antiguas de Irlanda van a sus tumbas, se llevan consigo el 90% de las historias locales, costumbres, y tradiciones.

– Esos hilos de historia llegan a su fin ahí, e incluso con la capacidad de almacenamiento ilimitada de hoy en día podemos hacer un buen trabajo preservando la historia. Este hecho fue de hecho reconocido por el gobierno recientemente formado en los 1940’s y ayudó a aumentar el sentido de identidad nacional del nuevo estado – separado de los Británicos – había un proyecto escolar de enviar un pupilo a entrevistar a los ancianos y que cada uno recobrara al menos una historia. Esto fue entonces archivado y finalmente verá la luz del día después en este mismo año. Un logro con una motivación noble y esperanzadora, en un océano de ideas terribles, pues la identidad del nuevo estado depende demasiado del catolicismo entrelazado.

No sólo los recuerdos colectivos se desvanecen, Ciarán menciona como una grave preocupación la falta de interés por los sitios históricos por parte de las autoridades.

– Recientemente visité un fuerte en un acantilado, cuya fecha estimada es aproximadamente 1100 a.C. Localmente se dice que los lugares así tenían una significancia ritual para adorar a Manannán, el dios del océano. Aún así, este lugar sólo fue investigado por los arqueólogos en años muy recientes. Admito que soy bastante ignorante en cuanto a las logísticas de la arqueología, pero me es impresionante cómo no había sido ni excavado, ni datado por radiocarbono. Hay muchos lugares en Irlanda localizados en propiedad privada, completamente a la merced del terrateniente. Donde crecí, Connemara en el Condado Galway, un castillo que pertenecía a las “catorce tribus de Galway” fue aplanado por un bulldozer a manos de un odiado granjero local que estaba molesto porque la gente entraba en su propiedad para verlo. Banderas de todas las tribus son orgullosamente exhibidas en el centro de la ciudad de la región, pero este deleznable acto fue completamente legal y nada pudo hacerse al respecto.

John McNeill, guitarras – Ciarán Ó Críodáin, guitarras y vocales – Karl Leavey, batería – Hick O Aodha, bajo. Foto: Piotr Jóźwiak

 

La historia hipotética de “Buried” se lleva a cabo al final de una cosecha fallida, señalada por la luna menguante, y anuncia un desastre para la gente que cae en la realización que quizás no sobrevivan el invierno. Con gran poder viene gran responsabilidad, así que el rey es culpado y por lo tanto deja de ser visto como legítimo.

– En el curso de un proceso democrático temprano, es llevado a los pantanos y ritualmente ejecutado por una espada. Matt Salters dio vida a este concepto en el arte de la portada. El sacrificio humano era una parte común de la vida a lo largo de todo el mundo hasta la caída de Roma, un imperio cuya riqueza les había desconectado de el estilo de vida antiguo. Es irónico el notar que aunque los Romanos rechazaban las prácticas de sacrificio humano y animal, ellos mismos construyeron fantásticas arenas con el mismo propósito. Los druidas tenían una masiva influencia en las vidas diarias de la gente y de sus gobernantes, razón por la cual los textos tempranos sobre nuestra historia escritos por los Romanos intencionalmente tratan a los galos como barbáricos.

La idea tras de “Buried” nació de el descubrimiento en Diciembre 2012 de lo que sería llamado “Moydrum Man”; un cadáver encontrado en un pantano, cuya datación por radiocarbono dató entre 700 y 400 a.C. Este es uno de los llamados cuerpos de fangales de Irlanda – preservados a través de las eras por medio de momificación natural en el acídico lodo frío libre de oxígeno. Examinar previos descubrimientos llevó a los expertos a conducir un estudio en 2010 publicado en Archaeology Magazine, el cual concluyó que los hombres que habían sido sometidos a ejecuciones ceremoniales y torturas, eran probablemente monarcas y jefes fallidos.

– El sacrificio ritual en este lado del planeta fue disputado recientemente, pero de acuerdo a textos romanos que hasta no han sido probados, los druidas cortaban ofrendas en la espina dorsal de las víctimas con una espada – y luego hacían predicciones de profecía basados en las convulsiones, agonías de muerte, y patrones formándose en la sangre. Uno de los mencionados cuerpos de pantano tenía laceraciones en su espalda, otro tenía cuerdas entrelazadas en sus brazos y fue cortado a la mitad desde la cadera. Se encontraron señales de nobleza en la dieta y la ropa de los cuerpos. En lugares similares, ha sido poderosamente sugerido que el sacrificio humano era llevado a cabo por los druidas, que en los ojos de la gente, superaban a la realeza.

Entre los antiguos celtas, los druidas eran una forma de clérigos, escolares, y místicos; su primera aparición en los registros históricos data al tercer siglo a.C. Los druidas parecían tener similitudes a la casta Brahman en la sociedad Hindú – de hecho, muchos escolares han sugerido que eran ramificaciones separadas de un sacerdocio arcaico Indo-Europeo. Otros historiadores han descrito su función como similar a la de los chamanes en las comunidades tribales. Eran altamente reverenciados y parecían haber funcionado como jueces, profesores, y sacerdotes. Los civiles necios que desobedecían sus veredictos eran castigados con el peor castigo concebible: no se les permitía atender al sacrificio. Como parte de su educación, un proceso de tutoreo que podía tomar hasta dos décadas, los adeptos estudiaban la filosofía, astronomía, espiritualidad, y ciencia. No se sabe mucho sobre su doctrina teológica más allá de que estaba arraigada en el principio fundamental de el alma humana como algo inmortal, transportándose de un recipiente a otro. El historiador griego del primer siglo a.C Alexander de Miletus describió sus creencias como similares a las de los Pitagóricos. Es interesante notar que el escolar helénico – que había sido esclavizado por los romanos y subsecuentemente hecho acreedor de una ciudadanía – también sugirió que las raíces de la filosofía griega yacían no sólo en los druidas de Galia, sino también en los profetas de Egipto, los chamanes de Bactria, los filósofos de los Celtas, y los magos de Persia. Una asamblea drúidica anual era llevada acabo en Carnutes, localizada en algún lugar de lo que actualmente es Francia y, en la época, el corazón de Galia. Los druidas parecen haber reconocido la amenaza que el cristianismo imponía contra su existencia en una etapa temprana; un análisis al que se le podría asignar algo de validez retrospectiva, teniendo en cuenta lo poco que sus descendientes saben sobre ellos a día de hoy.

– Pese a entrenar por veinte años, los druidas no escribían su historia ni compartían su conocimiento profundo con el público. En Irlanda, incluso se dice que tenían su propio lenguaje separado del irlandés antiguo, que en sí es muy difícil descifrar incluso para la mayoría de galo-parlantes fluidos de la actualidad. Una orden nacional de druidas en la Europa gálica tenía encuentros basados en la filosofía y la política. Además de esparcir las enseñanzas de sus propios dioses y de ser políticamente letrados – con reinos cayendo y alzándose bajo sus órdenes – los druidas tenían una profunda sabiduría del mundo alrededor de ellos: curación, ley, y astrología. Los romanos estaban completamente conscientes de esto y temían al poder que ejercían sobre las gentes galas, de campesinos a reyes, razón por la cual fueron uno de los primeros objetivos del imperio.

Ellos creen, de hecho, que a menos que se pague por la vida de un hombre, la majestuosidad de sus dioses inmortales no puede ser apaciguada; y en público, pues en la vida privada ellos observan una ordenanza de sacrificios del mismo tipo. Otros usan figuras de inmenso tamaño cuyas extremidades, tejidas con ramas, llenan con hombres y son prendidas en llamas. Ellos creen que la ejecución de quienes han sido atrapados en el acto de robar o algún crimen es más placentera a los dioses inmortales; pero cuando no hay un abastecimiento de estos, recurren a la ejecución de incluso los inocentes.
– César, 100 a.C – 1 AD.

– Los textos romanos normalmente son aceptados con reservas, como debería ser. La propaganda difundida en estos escritos ayudó a la guerra contra los galos y en convertir a su gente a la filosofía romana. En algún punto durante el tercer y cuarto siglo, los clanes irlandeses se convirtieron al cristianismo y construyeron monumentos e iglesias en antiguos lugares de entierro y sitios rituales. Los sacerdotes han sido responsables por mucha de la historia perdida a través de los siglos, destruyendo la simbología antigua de los dioses opuestos y borraban referencias directas a los druidas de los textos antiguos. Incluso ahora hay un caso reciente saliendo a la luz de un sacerdote que borró el antiguo símbolo de “sheela na gig” de una iglesia en el Condado Wicklow. Sigue habiendo, por supuesto, mucha simbología restante en los edificios no-asociados con la iglesia que las personas han preservado a lo largo del tiempo. Uno de los más prominentes es la cabeza cercenada que fue usada ampliamente por los druidas irlandeses que, contrario a sus contrapartes europeas, luchaban en el campo de batalla. Puede ser visto en algunos castillos hasta el siglo 17 y, aparte de su obvia función de intimidar a los enemigos, se suponía que significaba los secretos de su compleja religión, la cabeza sirviendo como el asiento del alma y el centro del ser.

 

La canción de la horca, “Lynch”, debe su nombre al protagonista principal de otro colorido episodio de la historia de Irlanda. La ciudad de Galway tenía catorce icónicas familias mercantes – la línea de Lynch entre ellos, con su patriarcado habiendo servido al Alcalde de Galway entre 1493 y 1494. Pese a que no existe documentación oficial corroborando la historia, se dice que su hijo asesinó a un rival amoroso y luego buscó refugio en la mansión familiar. Al descubrir el crimen, una horda de campesinos asedió la residencia, demandando justicia. Siendo un hombre con principios y no viendo otra salida, James Lynch fitz Stephen ató un nudo al marco de las ventanas y colgó a su hijo de este. En 1854, la ciudad de Galway erigió un monumento conmemorando el evento. Su inscripción anuncia:

Este antiguo memorial de austera y firme justicia del jefe magistrado James Lynch Fitzstephen, elegido Alcalde en 1493 d.C, quien condenó y ejecutó a su hijo culpable Walter en este lugar, ha sido restaurado a su sitio antiguo. d.C 1954.

“Lynch” probablemente sea la canción de la que estoy más orgulloso, pues mi pueblo natal dio a luz a una palabra tan terrible como “linchar”. PRIMORDIAL recientemente escribieron una canción sobre la misma historia en “To Hell or The Hangman” de su álbum más reciente, lo cual encontré sorprendente pues es un relato antiguo que sería familiar para muy pocas personas ajenas a Galway. Al ser un fan del contenido de las letras de PRIMORDIAL y de la mayoría de sus trabajos por más de una década, pensé que esto era fantástico. Pero hay una diferencia aquí, y es bastante auto explicativa: ellos escribieron sobre el trágico relato del hijo, Walter, su terrible ofensa y de su castigo, mientras que nuestra canción es narrada desde la perspectiva del padre – un linchamiento enloquecido de su propio hijo, arrastrado desde la seguridad de la mansión de su familia y colgado desde la ventana por la fuerza de sus propias manos, frente a una multitud enardecida. “Lynch” no es la única canción de COSCRADH que trata con el elemento de matar a la descendencia propia. Sentí que la historia de Betty Sugrue, la inmisericorde verduga, era un tema apropiado para nosotros – razón por la cual ella fue excelentemente ilustrada en el arte de Jack Welch para la portada de nuestro EP de 2017, “Of Death And Delirium”.

 

“Lady Betty”, nacida a comienzos del siglo 18, se convirtió en una verdugo reconocida por su crueldad. Mucho antes de este hecho, con su esposo muerto y con dos hijos que tenía que cuidar, se embarcó en una caminata de 240 kilómetros hasta el pueblo de Roscommon con la esperanza de mejorar su situación. Al final de su viaje, uno de sus jóvenes sucumbió a la hambruna a lo largo del camino. Sugrue y su hijo restante arribaron en Roscommon y cayeron en una vida de pobreza absoluta – residiendo en una cabaña y obligados a rogar por comida. Aferrándose a la poca sanidad que le restaba, los notoriamente rabiosos humores de Betty y su sobre-protección obsesiva, hicieron de la vida de su hijo Padraic aún más miserable. En 1775, pese a los llantos de su madre, él viajó hasta el Atlántico para buscar una mejor vida en América, donde se unió al Ejército Continental. Él le enviaba dinero y cartas a su madre, pero ella descendía más y más en su histeria, sembrando más hostilidad entre ellos. En Roscommon, años de solitud y penas hicieron de Betty una mujer fría y dura. Se dice que moró en el aislamiento social, sólo saliendo de sus aposentos en busca de comida. Fue entonces para su gran sorpresa cuando en una noche de 1789 recibió a un visitante con una grab barba y un acento peculiar, solicitando alojamiento por la noche. El extraño dijo que la posada local estaba llena, razón por la cual pidió dormir en su choza, ofreciéndole una moneda de oro por sus problemas. Habiendo notado su bolsa de monedas llena y notando que era un hombre adinerado, Betty le ofreció su cama. Enardecida por la grave injusticia de ser forzada a vivir en una existencia tan absolutamente miserable mientras que viajeros como él caminaban por ahí con pequeñas fortunas, ella esperó a que el hombre sucumbiera al sueño y lo apuñaló múltiples veces. Tristemente, su nueva vida como una mujer adinerada pronto tomaría un giro desafortunado cuando al rebuscar los bolsillos de su víctima, descubrió que había asesinado a su único hijo sobreviviente. Se dice que Padraic no se identificó como su hijo con la esperanza de llevar a cabo una estimación fresca e imparcial sobre su madre, así que uno podría asumir que el análisis concluyente habría sido de absoluto horror. Betty fue sentenciada a morir en la horca públicamente junto a otros veinticinco criminales varios. La audiencia, ya enardecida a estas alturas, se agitó crecientemente al escuchar las noticias de que el verdugo del pueblo había enfermado y era incapaz de llevar a cabo sus tareas. Con preocupación presumiblemente cediendo al asombro, el sheriff encontró una solución no esperada cuando Betty Sugrue se ofreció como verduga diputada. Liberada de sus esposas, se deshizo de sus previos camaradas ordenadamente. Al final del día, la condición del verdugo empeoró y pereció. El sheriff declaró a Sugrue como su remplazo, dándole un hogar propio en las tierras de la prisión. La nueva ejecutora rápidamente ganó reputación por su aterradora eficiencia, y aparentemente encontraba gran placer en tareas tales como latigear prisioneros. Localmente se hizo conocida como “la mujer del infierno”. Betty finalmente se retiró en 1802 y se le permitió vivir sus días cuidando de su pequeño jardín en la prisión. La verduga de Roscommon murió cinco años después y fue enterrada en una tumba sin nombre.

– Es muy típico que los cuentos e historias de Irlanda terminen en tragedia o en alguna especie de debilitado y retorcido personaje perdido. Uno podría quizás interpretar la historia de Betty como tal, pero yo no veo a Sugrue de esa manera. Su historia es de hecho un cuento de un instinto de supervivencia bestial y de pérdida completa de cualquier debilidad humana por medio de sobrevivir a través de grandes retos. No hay ni tragedias ni derrotas por aquí, de hecho, es una victoria absoluta. Es similar a las trágicas marchas de muerte de la Hambruna Irlandesa – muriendo de hambre, ella caminó por 150 millas, primero perdiendo a uno de sus hijos y después asesinando al otro. Pero en contraste al fin encontrado por millones, ella sobrevivió a su propia marcha de la muerte. Incluso a través de la Rebelión Irlandesa de 1798, la historia más gloriosamente trágica de cómo nuestra nación isleña llegó a ser, ella permaneció indiferente. Sugrue ejecutó sin ninguna simpatía a los miembros de esta causa con sus propias manos, al igual que a cualquiera que se posara frente a ella. No por estar en el lado “bueno” o “malo”, no por ninguna causa, ni por ninguna agenda – se sostenía sólo para sí misma en sus propios términos; una mujer que sobrevivió en la verdadera barbarie antigua de su tierra y en su propio instinto.

  • Ale Ringfort

    Never thought I’d see the day when Roscommon made it in to Bardo Methodology. Hon the Ros!