Loading...
Menu
Perra Karlsson

Perra Karlsson

Por Niklas Göransson
Traducido por Ulises Lombana

El baterista sueco Perra Karlsson ha ido al infierno y ha regresado – a través de órganos defectuosos y ruina financiera. Su historia personal comienza en el alba del metal underground, atravesando la puerta de la muerte en camino a ir de gira por el mundo.

– Para ser honesto contigo, no tengo otros intereses o pasiones en la vida excepto por el metal. Usualmente, cuando la gente empieza a hablar de sus autos, motos, o realmente de cualquier otro asunto trivial que no me interesa… La mayoría de las veces sólo me siento incómodo o falto de inspiración para ser parte de la conversación. Nunca he sido muy de plática ligera de todos modos.

Perra Karlsson es un metalero sueco más old-school de lo que nadie podría imaginar. Inicialmente se sumirgió en el en-ese-entonces pequeño underground de metal sueco del 1987, pero para entonces ya había comenzado su primera revista dos años atrás.

– No era tanto un fanzine, debo admitir, era más bien un montón de páginas juntas con fotos robadas de otras revistas, pero con artículos escritos por mí. Imprimí unas veinte copias, se llamaba Heavy Metal – un nombre extremadamente original, lo sé, ¿peor qué puedes esperar de un niño de 12 años que recibió toda su educación por el hard rock y heavy metal?

Eventualmente un fanzine algo más ambicioso, Mould Mag, fue establecido en 1989.

– Estaba escrito en “Swenglish”, supongo que podría decirse. Todo era bastante espontáneo, pero de alguna forma logré conseguir entrevistas con todas mis bandas favoritas de la época; ENTOMBED, GRAVE, NECROPHOBIC, GROTESQUE, y demás. Hice cuatro ediciones hasta 1992.

Durante ese periodo, Perra también comenzó una pequeña tienda de metal underground llamada Megagrind Productions.

– Esto me llevó a lanzar un par de EPs de 7 pulgadas bajo el mismo nombre. Claro, también tocaba en un montón de bandas en mis años tempranos – de finales de los 80’s hasta mitades de los 90’s – algunas de ellas lanzaron un par de álbums, como SUFFER, SERPENT, T.A.R… Las otras no lo hicieron: WORTOX, ALTAR, SNAKEYE, INTERFEAR, y MAMACLAW, para nombrar unas cuantas.

Entre sus diferentes metas en servitud del metal, Perra Karlsson es conocido principalmente como baterista.

– He estado interesado en la percusión desde que tengo memoria. Cuando tenía 7, me enganché por completo con el álbum “Ballroom Blitz” de THE SWEET, el cual mi hermana de 5 siempre reproducía. Eso fundamentalmente cambió algo dentro de mí. Empecé a tocar la batería de aire y poco después, estaba golpeando cualquier cosa que generara ruido.

Cuando Perra tenía 10 años, su padre le compró su primera batería; un kit de cinco piezas Meazzi Hollywood.

– Muy básico, pero fue un perfecto comienzo. También tomé lecciones, en la escuela musical regular y también con un profesor privado. Ambos eran muy diferentes, lo que creo que fue algo bueno. Después de un año y medio, abandoné ambas cosas – me cansé de que me enseñaran la misma mierda semana tras semana. Terminé practicando mientras escuchaba algunos álbums clásicos de hard rock y metal en el sótano de mi casa: AC/DC, ACCEPT, KISS, SAXON, MÖTLEY CRÜE, BLACK SABBATH, y demás.

Las preocupaciones técnicas tales como las intrincadas características de diferentes baterías nunca fueron temas que cautivaron a Perra a un nivel significativo.

– Mi interés en esas cosas es muy limitado. Aún así, lo que sé es cómo tocar rock y metal con pasión y un estilo original que es maníaco y muy personal. No hay muchos bateristas originales en estos días, pero sólo escucha una de mis grabaciones y quizás entiendas de qué rayos estoy hablando.

 

Hasta Septiembre de 2017, Perra era el baterista de DESTRÖYER 666. Este capítulo en particular de su vida musical comenzó en 2010, cuando fue reclutado como un miembro de sesión en vivo para un tour en Estados Unidos.

Mersus no pudo tener tiempo libre del trabajo o algo así, así que necesitabas un baterista que pudiera ir al tour. Muchos amigos mutuos como – Tore de Necromorbus Studio, Erik de WATAIN, y Alan de PRIMORDIAL – básicamente le dijeron a KK y a los chicos que contactaran conmigo.

Y así, tras un par de ensayos en Londres, se embarcaron en una aventura de 25 fechas.

– Fue uno de los mejores tours en los que he estado; especialmente dado que estábamos apoyando a ENTHRONED como teloneros y para ponerlo suavemente, tuvieron un tiempo difícil. No hay muchas bandas que quieran tocar después de DESTRÖYER 666 – es un hecho. Así que cuando terminábamos de tocar, y digamos que había unas 400 o 500 personas en el escenario, la mitad de la audiencia se iba. Era un poco irrespetuoso hacia ENTHRONED, era su tour después de todo. Tocamos en frente de mil lobos rabiosos en Los Angeles, eso fue una locura.

En 2012, cuando tanto el guitarrista Shrapnel como el baterista Mersus abandonaron la banda, el fundador y líder KK Warlust contactó a Perra para preguntarle si estaba interesado en ser el baterista permanente.

– Dije “¡Sí!, había tenido una gran experiencia con los chicos de D666 a lo largo de los años, y creo que hicimos un gran punto con Wildfire cuando vio la luz del día en 2016. Siempre estaré orgulloso de haber sido parte de un monstruo del metal como ese.

La razón por la que abandonó DESTRÖYER 666 fue por complicaciones de salud, yaciendo de una insuficiencia renal hace 16 años. A la fecha de Enero de 2018, la funcionalidad de su riñón oscila el 18%.

– Aún es posible tener una vida remotamente normal, pero los días de diálisis se acercan, tarde o temprano. Tendré que pasar por otro transplante en algún momento, todos lo sabemos, pero todo depende de si me puedo mantener sobre el 15% de funcionalidad de riñón. Tocar en vivo es un desafío, claro. Después de que tocamos en el Gefle Metal Festival en Julio de 2017, mi cuerpo terminó adolorido hasta los huesos. Fue bastante malo.

Este fue el momento en que Perra decidió que no podía continuar tocando en vivo y estando en giras a este nivel. El festival previamente mencionado terminó siendo el último concierto que jamás tocó junto a DESTRÖYER 666.

– Han habido instancias en el pasado mientras toco en vivo en las que pensé que estaba a punto de colapsar. Ahora, sé que algunos bateristas se han sentido así también pero yo no quiero tener un puto desmayo en medio concierto. Especialmente no cuando estoy al borde de la muerte. No quiero morir en un escenario, no importa lo “legendario” que eso pueda ser – a la mierda con eso.

Su condición – enfermedad renal crónica, para ser precisos – hizo su primera aparición en 2001, cuando trabajaba como chófer de autobús.

– Terminé en emergencias tres veces a lo largo de seis semanas. Al principio no podían encontrar nada mal conmigo – revisaron mi corazón y mi presión sanguínea y todo estaba bien. En mi tercera visita, hicieron una prueba de sangre y descubrieron que tenía casi un 11% de funcionalidad de riñón. Fui hospitalizado en ese instante, esa misma tarde. Así que ahí estaba; desde pensar que sólo estaba cansado y aburrido del trabajo y la vida en general, a estar letalmente enfermo y luchando por sobrevivir por dos semanas seguidas. ¡Una locura!

Una vez Perra estaba fuera de peligro inmeditado, comenzó el tratamiento de diálisis mientras esperaba un transplante de riñón. La diálisis es requerida cuando la función de los riñones es muy baja – mantiene el cuerpo en equilibrio, regula los niveles de agua y químicos, y ayuda a controlar la presión sanguínea.

– Eso funcionó para mí y de hecho toqué un par de conciertos con NOMINON en esa época, en 2002 y 2003, así que no fue del todo miserable. Mi vida privada, por otro lado, era un poco más psicótica y problemática – estaba pasando por mucha mierda, pero sobreviví eso también. Tomó un año y medio antes de que me encontraran un necro riñón. Así llaman a un órgano que es recolectado de un individuo muerto.

El órgano post-mortem de Perra se hizo disponible en el verano de 2003, así que viajó hasta Gotemburgo para recibir su nuevo riñón.

– Todo salió bien. Pensé que estaría acostado vomitando, como suele ser después de una cirugía larga como esa, pero al despertar tenía tanta energía y voluntad – ¡un cuerpo totalmente nuevo! Claro, tomó un tiempo para estar seguro, por así decirlo, pero en general me sentía renacido. Me mantuvieron en el hospital por una semana después de la operación hasta que pude ir a casa.

Perra tenía que volver al hospital tres veces por semana por los siguientes meses, llevando a cabo chequeos constantes para asegurarse que su cuerpo no estuviese rechazando el nuevo órgano. Afortunadamente, este no fue el caso.

– Desde ese día, me dije a mi mismo: es hora de vivir otra vez. Y viví… Una y otra vez. Tocar la batería en particular fue algo a lo que quería regresar lo más pronto posible. Me pidieron que esperase al menos tres semanas post-cirugía, pero estaba detrás de mi batería tocando covers de ANNIHILATOR después de dos. Así es como es. No era un gran baterista antes de la cirugía si me lo preguntas, así que tuve que trabajar aún más duro para mejorar mis habilidades.

No puedo imaginar cómo debe ser, que tu cuerpo empiece a fallar así. Pasar por una situación como esa debe re-programar a una persona por completo.

– Bastante. Aprendí a las malas que debo estar en total control de mi cuerpo y mi mente en todo momento, y decir “no” o “detente” cuando no puedo manejar las cosas y las situaciones a mi alrededor. Esto significa pausar los ensayos de banda, conciertos en vivo y demás, cuando es necesario. Si me siento incómodo en una situación específica, tengo que pensar en qué hacer para sentirme mejor. En cierta forma, debo estar cambiando y adaptándome constantemente.

Perra también debe prestar especial atención a su nutrición. Él dice que ha estado en una dieta de proteína reducida por un tiempo ya, la cual funciona muy bien para él. Un riñón operando a baja eficiencia es incapaz de deshacerse de la proteína restante del cuerpo, la cual luego empieza a acumularse en la sangre.

– Muchas personas no lo entienden. Piensan que es sólo porque soy débil porque soy delgado o bla bla bla… Incluso he escuchado a gente de mi alrededor, personas que creí que sabían de mi condición y que la tomaban en serio, decir mierdas como, “¡Sólo come más proteína y estarás bien!”. Eso es como decirle a alguien con cirrosis que beba alcohol – es simplemente estúpido y extremadamente ignorante.

También se ve obligado a ingerir varias medicaciones para prevenir que su sistema inmune luche contra el órgano alienígena.

– Lo que sea que hayas leído sobre esta condición es como el jardín de niños en comparación a cómo me afecta en verdad… Imagina que tus músculos empiezan a desvanecerse, y que luego tengas un 20% de posibilidades de retener cualquier masa que acumules en comparación con un humano normal. Luego están los pies y tobillos inchados, la presión sanguínea alta, el picor en la piel, y los frecuentes y severos dolores de cabeza. Además, la mayoría del tiempo se siente como si te estuvieras congelando.

Perra (izquierda inferior) con Deströyer 666 en Perth, 2016.

 

No puedo sino pensar que la bien establecida reputación de Perra, como un hombre que disfruta de las fiestas, y mucho, no ha ayudado del todo.

– Me gustaba ir a fiestas mucho hace años, principalmente alcohol pero también otras cosas por algunos periodos aquí y allá. Era un fanático del bourbon con cola, lo que siempre me llevaba a una niebla de auto-destrucción. Si tan solo hubiese sido otro bebedor de cerveza más, pero no me gusta mucho. Nunca me gustó. Estuve sobrio en un periodo a finales de los 90’s cuando tenía una tienda de discos, me sentí muy bien en ese periodo. Y sobra decir que me lo tomé con calma durante mi insuficiencia renal y tratamiento de diálisis. Ahora he estado sobrio desde 2015, aunque tomé un trago de champaña después del último día del tour europeo que hicimos en 2016, y un vaso de glühwein en Navidad.

La última vez que se emborrachó fue en el festival Fall Of Summer en 2015, en Francia, después de lo cual había tenido suficiente.

– Fue la gota que derramó el vaso. Apenas me podía levantar cuando desperté, la vida era miserable y simplemente se sentía como que debía detenerme. La única forma de hacer eso es estando sobrio.

Perra menciona cómo él, mientras estaba grabando el nuevo álbum de THORIUM en Copenhague, terminó en el mismo hotel que su compañero de disquera Marco Mendoza – bajista de DEAD DAISIES, el cual previamente hacía parte de WHITESNAKE, Ted Nugent, THIN LIZZY y demás. Empezaron a hablar.

– Ese tipo ha estado limpio y sobrio por casi 30 años así que fue bastante inspirador pasar el rato con él, no sólo por el hecho de que soy un viejo fan sino porque también es un caballero muy humilde y agradable.

¿Cómo te sentiste estando en giras en una banda de metal undergrund sin unirte la rebeldía?

– Pasar el tiempo con gente que ha tomado dos o tres cervezas está bien, pero si las cosas escalan más allá de eso es hora de largarse. En el 99% de los casos, me voy de vuelta al hotel en lugar de unirme al club auto-destructivo. Quizás suene patético, pero al menos fue muy elección personal. No me gusta estar alrededor de personas que no tienen nada substancial que decir, especialmente cuando probablemente no recordarán una sola palabra de ello al día siguiente. Un completo desperdicio de tiempo y energía.