Loading...
Menu
Leviathan

Leviathan

Por Niklas Göransson
Traducido por U

Jef Whitehead es un músico y artista visual estadounidense, conocido principalmente por su trabajo con la banda de un hombre de black metal Leviathan – y con su aniversario número 20 acercándose, ahondamos en la oscuridad invocada por su expresión creativa.

– Estos últimos tres años probablemente me han mostrado la mayor alegría y la peor devastación que jamás he sentido. Me han visto en lugares en los que nunca creí que estaría – un padre y el dueño de una casa, todo mientras intento llevar a flote ciertos negocios con mi esposa, Stevie. También tenemos un proyecto juntos, DEVOUT, el cual estamos planeando lanzar a través de nuestro sello discográfico. En cuanto a LEVIATHAN, espero lanzar un nuevo álbum durante 2018; la mayoría de la música ya fue compuesta y estoy trabajando en las letras. El título será “Die To This” que, más allá de las connotaciones evidentes, también profundiza en la idea de gradualmente sucumbir ante ti mismo, tu mente, este mundo, y demás…

Después de haber grabado los dos últimos álbums de LVTHN – como el proyecto también es conocido – en un estudio propio con profesionales calificados operando el equipo, Jef ha decidido revisitar su grabadora de cassette cuatro pistas de confianza.

– En lo que podría considerarse un esfuerzo de aniversario 20, decidí que sería importante regresar y re-investigar dónde comenzaron mis expresiones artísticas a través de LEVIATHAN – creación completamente auto-contenida. Ahora mismo, tengo mucho material en mi cabeza y no podría grabar en este estado; aún así, seriamente quiero volver al comienzo con el sonido mugroso y dilapidado que me atrajo a esta musick en primer lugar. Todo lo que necesito es el equipo y la soledad para completarlo.

Jef dice que en primer lugar, para que LVTHN pueda ser gratificante de alguna forma, él al menos debe intentar incorporar elementos musicales previamente no-explorados.

– Estas ideas no necesariamente son innovadoras para el género, pero tienen que ser nuevas ideas para mí personalmente… lo que siempre pasa naturalmente de alguna forma. No tengo una fórmula en sí, así que si alguna especie de “sonido LEVIATHAN“, fue enteramente accidental. Siempre intento crear musick que me gustaría escuchar, que vaya a lugares donde yo quisiera estar. Vivimos en una sociedad escapcista – redes sociales, entretenimiento de televisión, pornografía, videojuegos, y demás… Todos tienen una necesidad constante por ser alguien que no son, o por estar en cualquier otro lugar excepto en el que están. Usualmente, la composición musical innovará y me re-asegurará mi lugar en el mundo y de quién soy. Aunque me he ocupado más y más a lo largo de mi vida, LEVIATHAN es una necesidad; es algo que tranquiliza, pero demanda.

Tras veinte años de años fructíferos años de LEVIATHAN – ¿cuáles son tus recuerdos más fuertes?

– Caminar a través de San Francisco y llamar a mi máquina contestadora cuando tenía una idea, grabando mis tarareos para poder aprenderlos y grabarlos cuando volviese a casa. Al finalizar el demo número seis, Andee Conners de Aquarius y tumult Records se acercó a mí y sugirió hacer un lanzamiento en su disquera. Estaba lanzando mi demo número doce cuando él ya estaba listo, así que terminó siendo un doble-disco llamado “Verräter” (2002). La verdad, tuve que dejar LEVIATHAN a mí mismo por un tiempo, porque los tatuadores a finales de los 90’s a comienzos de los 2000’s aún no lo entendían. Los tatuadores casi que universalmente tienen un gusto musical de mierda. Luego están todas las colaboraciones – los splits con SAPTHURAN y XASTHUR siendo mis favoritos. El primero fue la primera vez que usé una batería acústuca, ¡y qué diferencia hizo! También recuerdo haber trabajado con Drew Webster y Daniel Voss… Y qué brisa fue trabajar con Daniel. Es un gran músico en su derecho y tiene un gusto impecable. Luego, claro está, estuvo hacer “True Traitor…” (2011) y la severidad de mi vida durante 2010 hasta 2012. También pienso en la gran cantidad de íconos crescientes que he tatuado en la gente, y cuántos llevan ese símbolo en su piel en el mundo.

 

Leí que Jef tiene una marca que lo patrocina como skater amateur en San Francisco. Intento visualizar el crossover de esa subcultura con el black metal suicida.

– Esta pregunta no tiene ningún sentido, pues una cosa no tiene nada que ver con la otra. Como muchas personas en este planeta, he luchado con la depresión profunda por casi la mitad de mi vida. Mirando hacia atrás, siento que mis primeras letras eran quizás algo torpes y crudas, pero pienso que la música se sostiene por si sola. Haber sido atraído a música más oscura y… bueno, por falta de un mejor término – música más triste, todo funcionó perfectamente. Nunca sentí una respuesta tan visceral y llena de energía en ningún tipo de expresión musical como la que sentí la primera vez que escuché los lóbregos sonidos llenos de odio del black metal.

Esto ocurrió en 1996, cuando un compañero de trabajo trajo el black metal a su atención.

– Nunca olvidaré cómo me hizo sentir – y lo rápido que me obsesioné con su ferocidad y profundidades de absoluta desesperanza. Una vez comencé a tocar la música, estaba completamente adicto a usar mi grabadora de cassettes Tascam 424 cada oportunidad que tuve. Amaba las misteriosas imágenes ocultas que el black metal tenía que ofrecer – la adoración de Él, el priemro en rebelarse. Los cerrados y los escondidos, la mentalidad “los que saben no lo dicen, los que dicen no lo saben”… y el rompimiento de esos códigos.

Jef dice que aunque el género parece ser más popular que nunca ahora mismo, sólo parece haber unos cuantos que entienden su espíritu.

– Vivimos en una era de voyeurismo y de promiscuidad emocional. Si me hubieses dicho a finales de los 90’s que las bandas de “black metal” estarían bombardeando a los seguidores de las redes sociales y a otros músicos con sus canciones a medio-escribir, sus portadas genéricas y sus vídeos de “jamming”… no creo que lo hubiese creído. Todo el misterio se acabó. Pareec haberse convertido en un hobby o sencillamente en una forma de que reciban su dósis diaria de dopamina con la adoración de las personas que nunca conocerán. Con el consitente flujo de niños hardcore y gente emo en este género, el “black metal” ahora sólo es un término violado y una lánguida parioda de lo que solía ser.

Como muchos otros músicos que han pasado por estas páginas, Jef desprecia el clima contemporáneo del metal – lo que él describe como un constante deseo de ofenderse por cualquier cosa.

– Lanzarte a un pozo de serpientes y quejarte de ser mordido es un poco absurdo. Si te ofende, no es para ti – pero no traigas tus inclinaciones políticas y tus morales en una arena que ya está bien establecida y que no te necesita. No soy de la creencia de que todos tienen que tener cuidado de no ofender a alguien. La vida es la vida y la libertad de expresión en el black metal, sin importar qué sentimientos sean, era una de las muchas cosas que me atrajo a esta música en primer lugar. Nuestra tienda aquí en Portland, Devout Records, apareció en una estúpida lista online de “donde se reúnen los supremacistas blancos”. Muy jodidamente estúpido; en la lista también había otra tienda de discos, un par de salas de conciertos y… extrañamente, una intersección también estaba en la lista.

Espera, ¿una esquina racista?

– Sí, exacto – literalmente dos calles interseccionando. Ha habido un escándalo porque supuestamente los antifascistas vendrán a “destrozar la tienda” – es muy tonto e indicativo de que están intentándolo demasiado.

 

Al leer entrevistas pasadas, noté que Jef expresa una actitud algo desdeñosa hacia las bandas de black metal que sólo buscan oscuridad en lo abstracto. Me pregunto si esas inclinaciones podrían nacer de haber pasado por una gran cantidad de fuego infernal en el mundo real.

– No estoy seguro de a qué te refieres con lo “abstracto”… pero últimamente lo que me molesta es exhibir vibras “buenas” o “positivas” en el black metal. Para mí, eso es jodidamente estúpido y no tiene lugar. Aún pienso que el black metal se centra alrededor del Satanismo y la misantropía. Es músick del espíritu; una expresión de oscuridad, con ti mismo o con la oscuridad de tus alrededores. Cuando miro a mi alrededor, veo las noticias, leo una historia, o en general observo cómo se tratan los hombres entre sí – concedo la posibilidad de una “fuerza” oscura.

Jef dice que sin dudas cree en algo que nuestros sentidos humanos sólo pueden sentir, pero no articular del todo.

– No paro de deliberar conmigo mismo sobre qué estoy haciendo con esta idea: si lo estoy celebrando o si estoy intentando entenderlo. Aunque claro que creo en el poder del amor… Pero con ello siempre habrá tensión, dualidad, duda, e dolor inevitable. Habiendo vivido la mayoría de mi vida en una forma muy blanco y negro, siempre ha sido de una forma u otra. Avanzando los años, también he notado que hay muchas áreas grises y una miriada de caminos y direcciones para todo.

Hablando de las cuales – ¿cómo se convirtió el tema suicida en el concepto principal de tu trabajo?

– Eh… bueno, mi primer álbum se llama “The Tenth Sub-Level of Suicide” (2003), en el cual la primera canción trata con las muchas decisiones y niveles que llevan al resultado de la auto-extinción. He escrito un par de letras tratando con este tema en particular, pero llamarlo un “concepto principal” es una declaración desinformada que indica poca ivnestigación sobre mis letras. Incluso un vistazo superficial a los títulos de las canciones en ese álbum revelará un número de temas: guerra, depravación, odio, paranoia, depresión severa, demonios – personales y metafísicos – apariciones, y demás.

Ah, está bien – no fue una buena forma de describirlo. Quizás fui influenciado subconscientemente por las asociaciones suicidas-depresivas-lo que sea.

– Escribí ese álbum mucho antes de que los “periodistas” se inventaran el absurdo sub-sub género “depressive suicidal black metal”. Odio el hecho de que he sido incluido en eso. Las compañías de álbums y la prensa del metal – ambas categorías comprometidas por mucha gente incapaz de hacer música – desesperadamente necesitan pequeñas carpetas y cajas en las que poner las cosas; las disqueras venden sus productos y los periodistas sabelotodos quieren parecer inteligentes.

Aunque ciertamente, al ser inspeccionadas a cercanía, las letras no tratan principalmente con el suicidio, debería ser bastante incontenible notar que hay un par de cosas coloridas en ellas. Tengo curiosidad por si la perspectiva de Jef en conceptos de letras como esos que mencionó han cambiado ahora que es un padre. ¿Una banda que se ha hecho algo prolífica en la escena de la música underground tiene algún tipo de responsabilidad por su mensaje? Creo que todos podemos coincidir en que el black metal es una herramienta muy poderosa, con capacidades documentadas de llevar a hombres y mujeres susceptibles a acciones extremas.

– Entre más viejo, más responsable me siento por algunas cosas – principalmente lo que tatuaré o no tatuaré en la gente. Aunque siendo alguien que se siente más cómodo cuando está solo y que ha lidiado con intensa depresión y ansiedad, es totalmente natural para mi expresar estas cosas musicalmente – lo que la gente hace con ello es su propia responsabilidad.

Recuerdo haber leído que METALLICA recibieron toneladas de cartas de sus fans mencionando como “Fade To Black” les ayudó con sus luchas con la depresión, el suicidio y la automutilación, razón por la cual me pregunto si Jef ha oído de sentimientos similares.

– A lo largo de los 20 años que ha existido LEVIATHAN, he conocido a gente que ha dicho cosas desde “mi amigo se colgó mientras escuchaba “The Tenth Sub-Level…”” hasta testimonios de cómo mi música ayudó a algunas personas a través de cosas muy difíciles. Me gustaría pensar que he puesto musick y palabras a lo que sentían. Una vez me dijeron que la razón por la que una cierta pieza de música o progresión de acordes te hace sentir de cierta forma – la razón por la que te deprime o causa que tu corazón se rompa – es por la forma en que los tonos reverberan con nuestros cuerpos y mentes. Sea verdad o no, es una idea que siempre se apegó a mí.

  • Diego Martin Atienza Suarez

    Muchas gracias por traducir el sitio. No hay muy buena información de este estilo en español, así que lo valoro mucho. Soy gran admirador de los proyectos de Jef, tengo todo su material en vinilo y cd. Me apasiona el Black Metal y este sitio se esta convirtiendo en uno de mis favoritos. Saludos.